Las ranas - Aristófanes -

John Campbell 13-08-2023
John Campbell

(Comedia, griego, 405 a.C., 1.533 versos)

Introducción

Introducción

Volver al inicio de la página

" Las ranas " (Gr: " Batrachoi " ) es una comedia del antiguo dramaturgo griego Aristófanes Ganó el primer premio en el festival dramático de Lenaia en el año 405 a.C., y tuvo tanto éxito que se representó por segunda vez ese mismo año en el festival de Dionysia. Narra la historia del dios Dioniso (también conocido por los griegos como Baco ) que, desesperado por el estado actual de los trágicos atenienses, viaja al Hades con su esclavo Xanthias traer Eurípides de entre los muertos.

Sinopsis - Las ranas de Aristófanes Resumen

Volver al inicio de la página

Dramatis Personae - Personajes

XANTHIAS, siervo de Dioniso

DIONYSUS

HERACLES

Ver también: Catulo 3 Traducción

A CORPSE

CHARON

AEACUS

SIRVIENTA DE PERSÉFONE

ANFITRIONA, encargada de la cocina

PLATHANE, su pareja

EURIPIDES

AESCHYLUS

PLUTO

CORO DE RANAS

CORO DE MÍSTICOS BEATOS

La obra comienza cuando Dionisio y Xanthias (técnicamente su esclavo, pero claramente más inteligente, más fuerte, más racional, más prudente y más valiente que Dionisio) discuten sobre qué tipo de quejas puede utilizar Xanthias para abrir cómicamente la obra.

Deprimido por el estado de la tragedia ateniense contemporánea, Dioniso planea viajar al Hades para traer al gran dramaturgo trágico Eurípides Vestido con una piel de león al estilo de Heracles y portando un garrote al estilo de Heracles, va a consultar con su hermanastro Heracles (que había visitado el Hades cuando fue a recuperar a Cerbero) cuál es la mejor manera de llegar hasta allí. Perplejo ante el espectáculo del afeminado Dioniso, Heracles sólo puede sugerir las opciones de ahorcarse, beber veneno o saltar desde una torre. EnAl final, Dioniso opta por el viaje más largo a través de un lago, la misma ruta que el propio Heracles tomó una vez.

Llegan al Aqueronte y el barquero Caronte transporta a Dioniso al otro lado, aunque Dionisio se ve obligado a ayudar remando (Xanthias, al ser esclavo, tiene que ir a pie). Durante la travesía, un coro de ranas croadoras (las ranas del título de la obra) se une a ellos, y Dionisio canta con ellas. Se reúne de nuevo con Xanthias en la orilla más lejana, y casi inmediatamente se enfrentan aEaco, uno de los jueces de los muertos, todavía enfadado por el robo de Cerbero por parte de Heracles, confunde a Dioniso con Heracles por su atuendo y amenaza con desatar sobre él a varios monstruos en venganza, por lo que el cobarde Dioniso cambia rápidamente de ropa con Xanthias.

Entonces llega una hermosa doncella de Perséfone, feliz de ver a Heracles (en realidad Xanthius), y le invita a un festín con bailarinas vírgenes, a lo que Xanthias accede encantado. Dionisio, sin embargo, ahora quiere cambiar las ropas, pero tan pronto como se vuelve a poner la piel de león de Heracles, se encuentra con más gente enfadada con Heracles, y rápidamente obliga a Xanthias a cambiar una tercera...Cuando Eaco regresa de nuevo, Xanthias le sugiere que torture a Dioniso para obtener la verdad, sugiriéndole varias opciones brutales. El aterrorizado Dioniso revela inmediatamente la verdad de que es un dios, y se le permite continuar después de una buena flagelación.

Cuando Dionisio finalmente encuentra Eurípides (fallecido recientemente), desafía al gran Esquilo Los dos dramaturgos se turnan para citar versos de sus obras y burlarse del otro. Eurípides argumenta que los personajes de sus obras son mejores porque son más fieles a la vida y lógicos, mientras que Esquilo cree que sus personajes idealizados son mejores por ser heroicos y modelos de virtud. Esquilo muestra que Eurípides es predecible y formulista, mientras que Eurípides contadores ajustando Esquilo Verso lírico en tetrámetro yámbico con música de flauta.

Por último, en un intento de poner fin al estancado debate, se trae una balanza y se dice a los dos trágicos que pongan en ella algunos de sus versos más pesados, para ver a favor de quién se inclina la balanza. Esquilo gana fácilmente, pero Dioniso sigue sin poder decidir a quién revivirá.

Finalmente se decide por el poeta que le da los mejores consejos sobre cómo salvar la ciudad de Atenas. Eurípides da respuestas inteligentemente redactadas pero esencialmente sin sentido, mientras que Esquilo ofrece consejos más prácticos, y Dionisio decide tomar Esquilo en lugar de Eurípides Antes de irnos, Esquilo proclama que el recientemente fallecido Sófocles debe tener su silla en la mesa mientras él no está, no Eurípides .

Análisis

Volver al inicio de la página

El tema subyacente de "Las ranas" es esencialmente "las viejas costumbres buenas, las nuevas malas", y que Atenas debería volver a los hombres de integridad conocida que fueron educados al estilo de las familias nobles y ricas, un estribillo común en Aristófanes ' obras de teatro.

En términos políticos, "Las ranas" no suele considerarse uno de Aristófanes (varias de sus primeras obras piden el fin de la Guerra del Peloponeso, casi a cualquier precio), y de hecho el consejo de Esquilo La parábasis de la obra también aconseja devolver los derechos de ciudadanía a aquellos que participaron en la revolución oligárquica del 411 a.C., argumentando que fueron engañados por los trucos de Frínico (Frínico fue un líder de la revolución oligárquica, asesinado para satisfacción general en el 411 a.C.).Algunos pasajes de la obra también parecen evocar al general ateniense Alcibíades, que regresó tras su anterior deserción.

Sin embargo, a pesar de Aristófanes Sin embargo, a pesar de las preocupaciones del autor por el delicado estado de la política ateniense de la época (que aparecen de vez en cuando), la obra no tiene un marcado carácter político, y su tema principal es esencialmente literario, a saber, el mal estado del drama trágico contemporáneo en Atenas.

Aristófanes comenzó a componer "Las ranas" poco después Eurípides alrededor del 406 a.C., momento en el que Sófocles todavía estaba vivo, que es probablemente la razón principal por la que Sófocles no intervino en la competición de poetas que constituye el agón o debate principal de la obra. Sucede, sin embargo, Sófocles también murió durante ese año, y eso puede haber forzado Aristófanes para revisar y ajustar algunos detalles de la obra (que probablemente ya se encontraba en las últimas fases de desarrollo), y esto bien puede explicar la mención de Sófocles tarde en la versión conservada de la obra.

Ver también: Campe: la dragona guardiana del Tártaro

Aristófanes no duda en atacar y burlarse de Dioniso, el dios guardián de su propio arte y en cuyo honor se representó la obra, convencido de que los dioses entendían la diversión tan bien, si no mejor, que los hombres. Así, Dioniso es retratado como un diletante cobarde y afeminado, ataviado ridículamente con la piel de león y el garrote de héroe, y reducido a remar por el lago hasta el Hades. Su medio...Xanthias, el esclavo de Dionisio, aparece como más inteligente y razonable que cualquiera de ellos.

Recursos

Volver al inicio de la página

  • Traducción inglesa (Internet Classics Archive): //classics.mit.edu/Aristophanes/frogs.html
  • Versión griega con traducción palabra por palabra (Proyecto Perseo): //www.perseus.tufts.edu/hopper/text.jsp?doc=Perseus:text:1999.01.0031

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.