Polidectes: El rey que pidió la cabeza de Medusa

John Campbell 17-07-2023
John Campbell

Polydectes era el rey de la isla de Serifos. La isla es famosa por dar cobijo a Dánae y a su hijo Perseo. La historia de Polidectes y de cómo ordenó a Perseo que busca la cabeza de Medusa para él es muy interesante.

Así que sigamos leyendo sobre la vida de Polidectes y todo el drama que ofrece.

Origen de Polydectes

El origen del rey Polidectes es bastante controvertido. La razón de esta controversia es que a Polidectes se le atribuyen varios progenitores en diversos lugares de los poemas y de la mitología griega. Se le considera célebremente como el hijo de Magnes, hijo de Zeus y primer rey de Magnesia, y de una náyade, que probablemente era una ninfa que vivía en las afueras de la isla de Serifos. También se dice que es hijo único de Perístenes y Andrótoe, ambos importantes seres no divinos.

Ver también: Theoclymenus en La Odisea: el huésped no invitado

Entre todas las historias sobre el origen de Polidectes, la más aceptada es que Polidectes era hijo de Poseidón y Cerebia, Por lo tanto, era un semidiós con algunos poderes divinos. Su carácter y comportamiento antes de la debacle de Perseo eran conocidos por ser amables. Era un buen rey de Serifos que cuidaba de su pueblo.

Polidectes y Perseo

Ser el rey de la isla de Serifos no fue la fuente de la popularidad de Polidectes. Se le recuerda sobre todo por su rencor contra Perseo. El declive de Polidectes comenzó cuando Perseo y su madre, Dánae, fueron a refugiarse a la isla de Serifos.

La historia de la lluvia dorada

Perseo era hijo de Dánae, hija de Acrisio. A Acrisio, rey de Argos, se le predijo que el hijo de su hija sería su muerte. Debido a esta profecía, Acrisio desterró a su hija Dánae a una cueva cerrada. Dánae estaba encerrada en la cueva cuando una lluvia de oro llegó ante ella.

La lluvia de oro era en realidad Zeus disfrazado. A Zeus le gustaba Dánae y la quería para él, pero debido a Hera y a sus anteriores esfuerzos en la Tierra, dudaba. impregnó a Danae Algún tiempo después, Dánae dio a luz a un niño llamado Perseo. Dánae y Perseo vivieron en la cueva durante algún tiempo hasta que Perseo creció.

Acrisio se enteró de que su nieto había nacido fuera del matrimonio por culpa de Zeus. Para salvarse de la ira de Zeus, en lugar de matando a su nieto, Perseo, y a su hija, Dánae, los arrojó al mar en un cofre de madera. La madre y su hijo encontraron la orilla unos días después, donde llegaron a la isla de Serifos, donde se encontraba Polidectes.

Polidectes y Dánae

Polidectes y sus isleños abrieron los brazos a Dánae y Perseo. Empezaron a vivir en armonía y paz. Perseo vio por fin cómo era la vida real... hasta que intervino el rey Polidectes. Polidectes se había enamorado de Dánae y quería casarse con ella.

Perseo estaba en contra de esta unión, ya que se preocupaba profundamente por Dánae. Después de el rechazo de Dánae y Perseo, Polidectes se propuso apartar a Perseo de su camino hacia el amor verdadero.

Por eso, Polidectes organizó un gran banquete y pidió a todo el mundo que le trajera al rey regalos suntuosos. Polidectes sabía que Perseo no podía traerle algo caro, ya que no era tan adinerado, lo que a cambio sería una pena para Perseo entre la gente.

Perseo llegó al banquete con las manos vacías y preguntó a Polidectes sobre lo que quería. Como Polidectes vio esto como una oportunidad y le pidió a Perseo que llevarlo a la cabeza de Medusa. Polidectes estaba seguro de que Medusa convertiría a Perseo en piedra y entonces podría casarse con Dánae sin restricciones, pero el destino tenía otros planes para él.

Cabeza de Medusa

Medusa era una de las tres Gorgonas en la mitología griega. Se la describía como una hermosa mujer con serpientes venenosas en lugar de pelo. Lo más interesante de Medusa era que quien ponía los ojos directamente en ella se convertía en piedra en pocos segundos, por lo que nadie se atrevía a mirarla nunca.

Polidectes sabía que Medusa podía convertir a cualquiera en piedra. Por eso ordenó a Perseo que le trajera su cabeza. Polidectes era en realidad planeando en secreto la muerte de Perseo. Sin embargo, Perseo sabía que no debía caer en su trampa.

Mató milagrosamente a Medusa con la ayuda de Zeus. Zeus le dio una espada y tela para envolver Perseo utilizó el elemento sorpresa y le arrancó la cabeza, la embolsó con cuidado y se la llevó a Polidectes, que quedó atónito por su valentía y se avergonzó delante de todos.

La muerte de Polidectes

Como el origen de Polidectes, su muerte también es muy controvertida. Hay muchas historias que describen los últimos momentos de la vida de Polidectes, entre las cuales la más famosa está relacionada con Perseo.

Ver también: Árbol genealógico de Zeus: la vasta familia del Olimpo

Según la mitología, cuando Perseo volvió con la cabeza de Medusa, Polidectes renunció a su amor, Dánae. Retrocedió y comprendió que Perseo no es una fuerza a tener en cuenta. Pero Perseo no iba a retroceder ahora que había conseguido lo imposible.

Perseo sacó la cabeza y convirtió a todos en piedra, incluyendo a Polidectes y a toda su corte, y sin más Polidectes se quedó allí en forma de piedra.

Conclusión

La razón de su fama en la mitología griega se puede atribuir a Perseo y a su madre, Dánae. Este artículo trata sobre el origen, la vida y la muerte de Polidectes. A continuación encontrará los puntos más importantes del artículo:

  • Polidectes era hijo de Poseidón y Cerebia o de Magnes y una náyade. Su historia de origen no es muy conocida, pero se le conoce sobre todo por ser descendiente de Poseidón.
  • La historia de Polidectes y Perseo es una de las más famosas de la mitología griega. En ella se narra la derrota de Polidectes y su muerte final a manos de Perseo. El motivo fue la madre de Perseo, Dánae, que se convirtió en el interés amoroso de Polidectes.
  • Perseo convirtió a Polidectes en piedra y utilizó la cabeza de Medusa en todas sus aventuras futuras.

Polidectes se enamoró de la mujer equivocada en el momento equivocado. Su debacle con Perseo resultó fatal para él. Sin embargo, su lugar en la mitología griega está sellado. Aquí llegamos al final de la vida y muerte de Polidectes, el rey de Serifos.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.