Theoclymenus en La Odisea: el huésped no invitado

John Campbell 27-07-2023
John Campbell

Theoclymenus en La Odisea desempeña un papel pequeño pero vital en la obra. Es descendiente de un famoso profeta que huye de la justicia por un delito de homicidio que había cometido en Argos.

Conoce a Telémaco y le pide subir a bordo, y Telémaco le da la bienvenida y le ofrece hospitalidad cuando regresa a Ítaca. Pero, ¿quién es Theoclymenus en La Odisea?

La respuesta llega cuando Telémaco viaja a Pilos y Esparta en busca del paradero de su padre.

¿Quién es Theoclymenus en La Odisea?

Telémaco viaja a Pilos para encontrarse con Néstor, Un amigo íntimo de su padre, Odiseo. Atenea, disfrazada de Mentor, ayuda a Telémaco a conversar con Néstor mientras se acercan a Pilos. Tras llegar a Pilos, Telémaco encuentra a Néstor y a sus hijos en la orilla, ofreciendo un sacrificio al dios griego Poseidón.

Néstor les da una calurosa bienvenida pero, por desgracia, no sabía nada de Odiseo. Sugiere a Telémaco que visite a Menelao, el amigo de Odiseo que se aventuró a Egipto. Con esto, envía a su hijo Pisístrato con Telémaco para que viajen a Esparta al día siguiente.

Al llegar a Esparta, Telémaco y Pisístrato son recibidos por Menelao y Helena de Esparta. Les dieron de comer y los bañaron mientras Menelao, como hombre hospitalario que es, preparaba comida para que se dieran un festín.

Durante la cena, Menelao le cuenta las aventuras de su padre, desde el Caballo de Troya hasta la matanza de los troyanos. Le relata el día de su regreso de Troya y cómo quedó varado en Egipto, donde se vio obligado a capturar a Proteo, el divino anciano del Mar. Le informan del paradero de su amigo Odiseo y de cómo puede aventurarse a regresar a Esparta.

Instruido por Atenea para que regrese a su hogar, Telémaco viaja con Pisístrato de vuelta a Pilos y se despide de Menelao y Helena. Al llegar a Pilos, Telémaco deja a Pisístrato e insiste en que ya no puede volver a visitar a Néstor; procede a partir cuando el vidente, Teoclímeno, le ruega que le deje subir a bordo.

El pasado del huésped no invitado

El pasado de Theoclymenus es trágico pero es significativo en el viaje de Telemachus que busca a su padre Manchado por un pasado pecaminoso y exiliado de Argos por matar a un miembro de su familia, Teoclímeno conoce a Telémaco, el hijo de Odiseo, y se ofrece para dar al joven viajero respuestas a las muchas preguntas que pueda tener.

A pesar del pasado de Theoclymenus, Telémaco lo acogió a bordo porque estaba desesperado por encontrar respuestas.

El papel del vidente en La Odisea es el de un hombre que infunde valor a Telémaco cuando se aventura en busca de Odiseo. Como profeta, ve visiones que ayudarían a frenar las dudas de Telémaco.

Cuando un pájaro sobrevoló llevando una paloma en sus garras, lo interpretó como una buena señal y que exhibía la fortaleza de la casa de Odiseo y su línea de parentesco.

Teoclímeno, un vidente dotado para leer a los pájaros, saciaba cada una de las curiosidades de Telémaco y le daba constantemente buenas noticias.

Al llegar a Ítaca, también pudo mencionar que su padre, Odiseo, ya se encuentra en la isla recabando información Con las interpretaciones dadas, Telémaco tiene la esperanza de que su padre siga vivo y de que, a pesar de las dificultades con los pretendientes, tengan éxito.

Papel de Theoclymenus en La Odisea

El papel de Theoclymenus en La Odisea es el de un vidente para dar interpretaciones a las cosas vistas en el caso de los pájaros Le dio a Telémaco la esperanza de que su padre estuviera vivo y sano para que ambos pudieran regresar a Ítaca y enfrentarse a los pretendientes de su madre.

Sin Theoclymenus en La Odisea, Telémaco no habría tenido la esperanza y la fe para luchar por su hogar. No habría creído que su padre, Odiseo, seguía vivo, ni habría tenido la fuerza para resistir. La interpretación que Theoclymenus hace del presagio percibe a Odiseo como una criatura agresiva.

Ver también: Las nubes - Aristófanes

Como una poderosa águila real afirma su superioridad sobre la vulnerable, reinará más, sobreviviendo a cada desafío que se le presente. Esto se interpretó como que Odiseo era un contendiente sólido que no moriría por algo tan trivial como un viaje a casa ; el águila simboliza la fuerza de voluntad, la familia y el valor de Odiseo.

Ver también: Alejandro y Hefestión: la antigua y controvertida relación

Telémaco y Teoclímeno

Teoclímeno y Telémaco Aunque se trata de una transacción, Theoclymenus necesitaba escapar de la persecución mientras que Telemachus necesitaba calmar sus nervios. Theoclymenus se acercó a Telemachus afirmando que era un profeta que podía interpretar a los pájaros como presagios que podrían ayudarles a encontrar a su padre.

Da a Telémaco respuestas a sus preguntas y acalla sus dudas, todo lo cual proporciona a Telémaco el valor necesario para seguir viajando. También cabe destacar que la cálida acogida de Telémaco a Theoclymenus es considerada a pesar de la urgencia.

Conclusión

Ahora que ya hemos hablado de Theoclymenus, de quién es, de su papel en La Odisea, de su pasado y de los presagios que interpreta, repasemos los puntos clave de este artículo:

  • Theoclymenus, descendiente de un profeta, puede interpretar los pájaros como presagios que desempeñaron un papel pequeño pero vital en La Odisea.
  • Escapando de un juicio por homicidio en Argos, pide subir a bordo del barco de Telémaco a cambio de sus servicios; Telémaco le da una calurosa bienvenida a bordo.
  • En busca de su padre, Telémaco se dirigió a Pilos siguiendo las instrucciones del Mentor, que era Atenea disfrazada.
  • Conoció a Néstor, uno de los aliados de su padre, durante la guerra de Troya. Aunque no tenía información sobre el paradero de su padre, les ordenó viajar con Pisístrato a Esparta, donde vivía Menelao.
  • Antes de su regreso a casa, Menelao quedó varado en Egipto, donde conoce al viejo dios del mar Proteo.
  • Menelao procedió a contarles sus aventuras con Odiseo; desde las historias del Caballo de Troya hasta la matanza de los troyanos, relató cada detalle a Telémaco y sus hombres.
  • Menelao describe entonces su desamparo en Egipto y su lucha por capturar a Proteo, quien le informó de que Odiseo se encontraba en una isla cautivo de la ninfa Calipso.
  • Al partir, agradeció a Menelao y Helena su hospitalidad y se dirigió a Pilos.
  • Al llegar a Pilos para dejar a Pisístrato, se encuentra con Teoclímeno, un profeta que desea embarcar; éste acoge calurosamente al vidente y procede a navegar hacia Ítaca.
  • El papel de Theoclymenus en La Odisea se ve cuando procede a interpretar un águila con una paloma en sus garras, en cuyo caso afirma que el águila siendo Odiseo y su parentela seguiría siendo una línea poderosa y que nadie se atrevería a traicionar.
  • Cabe destacar que Teoclímeno también interpretó que Odiseo, muy parecido al águila real, se abalanzaría y mataría a su presa, que se da a entender que eran los pretendientes sorprendidos por Odiseo sin saberlo.
  • Además, Teoclímeno también informa del paradero del padre de Telémaco y de que se encuentra en Ítaca buscando planes para regresar.

En conclusión, Theoclymenus tiene un papel diminuto pero vital en La Odisea. Él proporcionó un medio de alivio y la confianza que Telémaco necesitaba durante el punto más bajo de este último. Telémaco tenía dudas, dudas que implicaban su fuerza para el trono, el bienestar de su padre, así como sus temores por los pretendientes y sus planes.

Theoclymenus acalló el pensamiento a todas estas dudas y temores, y a cambio de abordar el barco de Telémaco, él sería el coraje del joven viajero.

Dio interpretaciones a ciertos presagios vistos en las aves y, como profeta, dijo a Telémaco que seguiría siendo apto para el trono como pariente más cercano de su padre.

Sin Theoclymenus en La Odisea, las dudas de Telémaco le habrían devorado por completo y le habrían impedido convertirse realmente en el hombre que Odiseo imaginó que sería. Podemos decir que Theoclymenus dio a Telémaco la seguridad que necesitaba.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.