Deméter y Perséfone: la historia del amor perdurable de una madre

John Campbell 12-10-2023
John Campbell

Deméter y Perséfone La historia de Deméter es una de las más conocidas de la mitología griega en lo que se refiere a la relación madre-hija. Demuestra con eficacia lo duradero que puede llegar a ser el amor de una madre y hasta dónde está dispuesta a sacrificarse por su hija. Aunque parecía un caso perdido, Deméter hizo todo lo que pudo para obligar a Zeus a intervenir y finalmente recuperar a su hija, incluso durante un periodo limitado.

Sigue leyendo para saber qué le ocurrió a Perséfone y qué hizo Deméter para encontrarla y recuperarla.

¿Quiénes son Deméter y Perséfone?

Deméter y Perséfone son madre e hija A menudo se las representa juntas, mostrando la relación madre-hija entre Deméter y Perséfone, e incluso se las llama "Las Diosas", ya que ambas simbolizan la vegetación y las estaciones del planeta.

La historia de Deméter y Perséfone

En la antigua Grecia, Deméter era conocida como la diosa de la cosecha. Era la responsable de que la tierra fuera fértil y de que crecieran los cultivos, lo que la convertía en una diosa muy importante para el pueblo, e incluso Zeus, el rey de los dioses, reconoce el importante papel que desempeña.

Deméter nunca se casó, pero tuvo varios hijos, de los cuales Perséfone es el más famoso. Perséfone, por su parte, es la hija de Deméter y Zeus. La historia de Deméter y Perséfone trata de su secuestro y cómo Deméter afronta su desaparición es la historia más conocida sobre ellas. Esta historia, escrita en el Himno homérico a Deméter, mostraba la relación entre Deméter y Perséfone, que se adentraba en un tipo de amor diferente al más común en las historias de la mitología griega.

El origen de Deméter

Deméter era una de las Doce Olímpicas originales que se consideraban los principales dioses y diosas Era la hija mediana de Cronos y Rea, y sus hermanos eran Hades, Poseidón y Zeus.

Deméter era considerada una diosa madre, de ahí que su nombre se asocie con frecuencia a la palabra "madre". madre". También se la asocia con el término "Madre Tierra".

También se la considera la responsable del cambio de las estaciones e incluso se la incluye en los Himnos Homéricos, que es una colección de poesía heroica dedicada a los dioses. Incluye himnos sobre Zeus, Poseidón, Hades y muchos otros.

Ver también: Deidamia: el amor secreto del héroe griego Aquiles

El Himno a Deméter afirma que la génesis de los Misterios de Eleusis se remonta a dos acontecimientos de la vida de Deméter: la separación y el reencuentro con su hija. Estos misterios son celebrada anualmente en Eleusis, Grecia. Hace honor a la historia de Deméter y Perséfone. Sin embargo, dado que las iniciaciones se realizaban en secreto, no está claro cómo se llevaban a cabo los rituales.

Ver también: Catulo 85 Traducción

Nació Perséfone

Zeus, el rey de los dioses, tuvo una hija con su hermana Deméter. Perséfone nació y creció hasta convertirse en una diosa encantadora. Su belleza era tal que pronto se convirtió en el centro de atención de los dioses olímpicos masculinos. Sin embargo, ella los rechazó a todos, y su madre se aseguró de que se respetara la decisión de Perséfone. Sin embargo, no todos los dioses que se interesaron por ella se dejaron disuadir fácilmente.

Perséfone se convierte en la reina del Inframundo

Al principio, su papel estaba estrechamente relacionado con el de su madre: trabajar con la naturaleza y cuidar de las flores y las plantas. Tras ser raptada por su tío, Perséfone, o Proserpina, como se la conoce en latín, se convirtió en la reina del Inframundo y desempeñaba un papel integral en la toma de decisiones sobre asuntos relativos al reino de los muertos.

Casi todos los mitos sobre Perséfone tienen lugar en el Inframundo, a pesar de que pasó la mayor parte de su vida En consecuencia, se la consideraba una diosa de doble naturaleza: una diosa de la naturaleza que hace brotar la vida y una diosa de los muertos.

El rapto de Perséfone

Hades, el soberano del Inframundo y rey de la tierra de los muertos, rara vez salía al exterior, y en una ocasión, vio a la bella Perséfone y a se enamoró de ella al instante. Hades sabía que su hermana, Deméter, no permitiría que su hija fuera la esposa de Hades, así que consultó a su hermano y padre de Perséfone, Zeus. Juntos, planearon secuestrar a Perséfone.

Como Perséfone es aficionada a la naturaleza y a las plantas, Hades utilizó una flor muy fragante y hermosa para atraerla. Utilizó una flor de narciso, que hizo que Perséfone se sintiera efectivamente atraída por ella. El día que ella estaba fuera recogiendo flores con su amiga, En cuanto recogió la flor, el suelo se abrió y apareció Hades montado en su carro. La agarró rápidamente y, en un abrir y cerrar de ojos, Perséfone y Hades desaparecieron.

El dolor de Deméter

Cuando Deméter llegó a la conclusión de que su hija había desaparecido, estaba destrozada. Deméter las transformó en sirenas y encargó a las ninfas aladas que buscaran a Perséfone.

Deméter en persona vagó por la tierra en busca de su hija. Durante nueve días, buscó continuamente por el mundo sin consumir ambrosía ni néctar, pero fue en vano. Nadie pudo darle ninguna pista sobre dónde podría estar su hija hasta que Hécate, la diosa de la magia y los hechizos contaron a Deméter que oyó la voz de Perséfone cuando fue raptada y llevada al país de los muertos. Esta historia fue confirmada por Helios, el dios del sol, que ve todo lo que ocurre en la tierra.

Cuando Deméter finalmente se enteró la verdad sobre la desaparición de su hija, ya no estaba deprimida sino enfurecida con todos, en particular con Zeus, que parecía incluso haber ayudado a Hades a secuestrar a su hija.

Efecto de la desaparición de Perséfone

Durante el tiempo que Deméter estuvo buscando continuamente a su hija, descuidó sus deberes y responsabilidades como diosa de la cosecha y la fertilidad. Nada más le importaba que encontrar a su hija. Disfrazada de anciana mientras buscaba a su hija, Deméter llegó a Eleusis y recibió el encargo de cuidar del príncipe.

Como se hizo amiga de la familia real, pretendía hacer inmortal al príncipe bañándolo en el fuego cada noche. Sin embargo, la reina entró en pánico cuando presenció accidentalmente el ritual Deméter se reveló y ordenó la construcción de un templo, donde se aisló durante un año tras enterarse de lo sucedido a Perséfone.

Como resultado, el suelo se volvía estéril, los cultivos no crecían, Zeus se dio cuenta de que si no intervenía, la humanidad podría desaparecer y no quedaría nadie para ofrecer sacrificios a los dioses.

Además, encargó a los dioses que fueran a Deméter y persuadirla haciéndole regalos, Finalmente, Zeus pidió al mensajero de los dioses, Hermes, que fuera al Inframundo y pidiera a Hades que liberara a Perséfone y la devolviera a su madre.

Perséfone y el cambio de estación

Antes de que Perséfone fuera devuelta a su madre, ella había sido engañado por Hades consumir las semillas del fruto de la granada. Según las antiguas normas, una vez que alguien ha consumido alimentos en el Inframundo, se verá obligado a permanecer allí.

Con esto, Zeus presentó un compromiso, sabiendo que Deméter no dejaría que su hija fuera atada para siempre al Inframundo. Zeus hizo un acuerdo entre Deméter y Hades para permitir a Perséfone a pasan un tercio del año con Hades y los otros dos tercios con Deméter.

La condición de la estancia de Perséfone con su madre tiene un gran impacto en el cambio de las estaciones en la tierra, ya que las emociones de Deméter se corresponden con ellas. Ella provoca el suelo se marchite y perezca Corresponde a las dos estaciones que conocemos como invierno y otoño.

Sin embargo, cuando Perséfone se reúne con su madre, la esperanza vuelve a renacer, y Deméter devuelve el calor y el sol, lo que hace que la tierra se regocije y vuelva a ser fértil para los cultivos. Esta estación cae entre lo que conocemos como primavera y verano.

Los antiguos historiadores griegos creían que representa crecimiento agrícola La estancia de Perséfone en el Inframundo se asemeja mucho a lo que le ocurre a una semilla: primero hay que enterrarla para que dé fruto en abundancia.

Conclusión

El amor maternal de Deméter era tan fuerte que incluso las estaciones se veían afectadas por sus emociones durante las épocas en que Perséfone permanecía con ella y el período sombrío en que debía abandonarla. Según los mitos griegos, Deméter y Perséfone tenían una relación muy estrecha como madre e hija. Resumamos lo que hemos aprendido de su historia:

  • Deméter es uno de los doce dioses olímpicos más importantes del panteón griego y desempeña un papel fundamental como diosa de la cosecha. El mito de Deméter se incluye incluso en el himno homérico, junto con historias sobre sus hermanos Zeus, Poseidón y Hades.
  • Perséfone es hija de Deméter y Zeus. Fue raptada por Hades para ser su esposa y se convirtió en Reina del Inframundo. Su rapto afectó enormemente a su madre, que descuidó sus deberes y responsabilidades como diosa de la cosecha.
  • Como resultado, la gente empezó a morir de hambre, y Zeus se dio cuenta del posible efecto sobre la humanidad. Intervino ordenando a Hermes que fuera a pedir a Hades que devolviera a Perséfone a su madre.
  • Sabiendo que Deméter no estaría de acuerdo, Zeus llegó a un compromiso para que Perséfone permaneciera con Hades un tercio del año y regresara con Deméter los dos tercios restantes, todo ello descrito en el poema Deméter y Perséfone.
  • El Himno a Deméter afirma que la génesis de los Misterios de Eleusis se remonta a dos acontecimientos de la vida de Deméter: la separación y el reencuentro con su hija.

La fascinante historia de la relación entre Deméter y su hija se centró en el amor perdurable de una madre por su hijo, La devastadora lucha por encontrarla y la determinación por recuperarla hicieron de su historia algo único entre los muchos relatos que componen los mitos griegos.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.