Eurímaco en La Odisea: Conoce al pretendiente engañoso

John Campbell 29-07-2023
John Campbell

Eurímaco en La Odisea desempeña un papel esencial como uno de los antagonistas mortales de la obra. Eurímaco, un noble ítaco al que el padre de Penélope respalda, es aparentemente inocente y encantador a los ojos de Penélope. Pero tras la fachada se esconde un hombre deshonesto y embustero cuyo principal objetivo es hacerse con el trono de Ítaca. Pero para comprender plenamente el alcance de su carácter, debemos repasar los acontecimientos de La Odisea, los que suceden en Ítaca en particular.

¿Quién es Eurímaco en La Odisea?

La Odisea transcurre justo después de La Ilíada. Hacia el final de la Guerra de Troya, los hombres que participaron en esta batalla son enviados a casa para deleitarse con su victoria. Así, Odiseo reúne a sus hombres en barcos y zarpa hacia su hogar. El viaje plantea un problema, ya que sus vidas se ponen en juego varias veces.

A pesar de obtener los favores de los dioses por ganar la guerra, inmediatamente la pierden y son de repente enfrentado a su ira y su cólera. Comienza en la isla de los Ciccones, donde nuestro héroe y sus hombres cosechan la desaprobación de los dioses. Asaltaron la ciudad y destruyeron la pacífica aldea, todo mientras festejan hasta el amanecer. Pero la isla solidifica su tumultuoso viaje y lo convierte de rocoso en completamente arduo en la isla de los Cíclopes, Sicilia.

Aquí ciegan a Polifemo, hijo de Poseidón, y se jactan de la hazaña. Polifemo reza a su padre para vengarse en su lugar, y Poseidón sigue su ejemplo. Poseidón, conocido como el dios de la venganza, encuentra a Odiseo irrespetuoso, burlándose de él al herir a su hijo. Como tal, Poseidón les envía olas mortales y tormentas que los desvíen hacia aguas peligrosas, enviando monstruos marinos tras ellos e incluso provoca que queden varados en islas peligrosas.

Nuevo matrimonio de la Reina

En Ítaca, Penélope, la esposa de Odiseo, y Telémaco, el hijo de Odiseo, se enfrentan a un problema propio: los pretendientes. El trono de Ítaca está vacante desde hace tiempo, y Odiseo es dado por muerto. Debido a estas circunstancias imprevistas, el padre de Penélope la insta a volver a casarse antes de que sea demasiado tarde. Apoya el matrimonio entre Penélope y Eurímaco, un noble ítaco, ya que sus lazos se hunden en lo más profundo del árbol genealógico. Penélope se niega pero decide entretener a los distintos pretendientes Quiere esperar a Odiseo, pero la política de la tierra se interpone en su camino. Por ello, decide tejer una red de luto y promete casarse una vez terminada, pero cada día desenreda su tela para evitar el matrimonio.

Los pretendientes de Penélope

Poco después, pretendientes de toda la tierra llegan a Ítaca, luchando por la mano de Penélope en matrimonio. Los pretendientes, cientos en número, están encabezados por dos nobles ítacos Antínoo y Eurímaco. Antínoo adopta un enfoque agresivo al mostrar todas sus cartas en la mano, haciendo gala de su arrogancia y falta de respeto ante Telémaco y su hogar. Eurímaco, por su parte, adopta un enfoque más suave, optando por ocultar sus cartas mientras tranquiliza y encanta a Penélope haciéndole creer que es un amigo.

Eurímaco naturaleza engañosa y manipuladora se muestra en su forma de hablar y de encandilar a las damas de su entorno. A pesar de ir tras Penélope, seduce a su criada y obtiene información sobre la reina Ítaca. Su carisma y astucia darle alguna influencia sobre los otros pretendientes, y como tal, es el hombre oculto que controla a Antinoo, convirtiéndose en el cerebro de los pretendientes.

El regreso de Odiseo

Tras escapar de la isla de Calipso, Odiseo surca los mares para volver a casa, pero Poseidón le envía una tormenta. El barco de Odiseo se hunde al ser engullido por las olas y es desembarcó en la isla de Scheria, tierra de los feacios. Allí conoce a Nausicaa, la hija del rey Alcinoo y princesa de los feacios, quien, tras escuchar su historia, lo lleva al castillo y lo hace regresar. le aconseja que seduzca a sus padres para que le concedan un salvoconducto a casa.

Ver también: Antenor: las diversas mitologías griegas del consejero del rey Príamo

Odiseo conoce al Rey y a la Reina durante el banquete e inmediatamente capta su atención. Les relata su accidentado viaje por mar, usando sus habilidades políticas para ganar su interés Les cuenta su encuentro con Escila y Caribdis, la isla de los comedores de loto, etc. El rey y la reina de los marinos feacios se sumergen en su relato mientras su elocuencia se apodera de ellos. El rey ofrece inmediatamente a sus hombres y un barco para escoltar al joven rey Ithacan a casa.

Odiseo regresa a Ítaca y se disfraza de mendigo para evitar la mirada de los pretendientes. Se dirige a la cabaña de su amigo de confianza y enseguida le ofrecen un lugar donde quedarse, comida caliente y ropa. Unos instantes después, llega Telémaco, y Odiseo revela su identidad; Juntos, los tres conspiran para hacerse con el trono y conseguir la mano de Penélope.

La masacre de los pretendientes

Penélope anuncia un concurso a los pretendientes; quien pudiera empuñar el arco de su marido y dispararle Uno a uno, los pretendientes suben al podio y fracasan hasta que el mendigo empuña el arco y dispara a las dianas.

Ver también: Euríloco en La Odisea: segundo en mando, primero en cobardía

El mendigo revela entonces su identidad y apunta con el arco al pretendiente más altivo de todos, Antinoo. Odiseo dispara a Antinoo en el cuello Entonces apunta su arco a Eurímaco, que suplica por su vida, culpando de todos sus planes a Antínoo. Odiseo no ha oído nada de eso como... dispara a Eurímaco y lo mata en un instante.

Telémaco y Eumeo, el querido amigo de Odiseo, entonces ayudar al rey Itaca a masacrar a los pretendientes La familia de los pretendientes se rebela, pero Atenea interviene y hace posible la paz en la tierra.

Papel de Eurímaco en La Odisea

Eurímaco en la mitología griega, es hijo de Pólibo y noble de Ítaca. Es uno de los dos principales pretendientes que compiten por la mano de Penélope y no muestra ni respeto ni consideración por la casa de Odiseo. Desprecia la costumbre griega de Xenia como piensa en sí mismo como el próximo rey, encantando a Penélope mientras cuenta con el apoyo del padre de la Reina.

El noble itacense afirma que Odiseo entabló amistad con él en su infancia y le dijo a Penélope que Telémaco era el hijo de su amigo más querido. Promete proteger a Telémaco, a pesar de quererlo muerto, para ganarse la confianza y el afecto de la reina Ítaca. Su función es enemistarse con la familia de Odiseo mientras trama y conspira por el trono.

Eurímaco es un pretendiente arrogante e irrespetuoso que consume la comida y bebe su vino sin importarle Telémaco. Encabeza el plan para matar a Telémaco después de que el joven príncipe advierta a los pretendientes del regreso de su padre. Los pretendientes hacen caso omiso de la advertencia del príncipe y en su lugar plan para asesinarlo. El plan de Eurímaco para matar a Telémaco fracasa, y éste es asesinado tras intentar apelar su caso ante Odiseo.

Conclusión

Ahora que hemos hablado de Eurímaco, de quién es en la Odisea y de su papel en la epopeya griega, repasemos los puntos críticos de este artículo:

  • Mientras Odiseo está lejos de Ítaca, su familia se enfrenta a su propio peligro: los pretendientes de Penélope.
  • El padre de Penélope intenta obligar a la reina Ítaca a volver a casarse antes de que sea demasiado tarde y apoya a Eurímaco como próximo novio de su hija.
  • Penélope promete casarse con un hombre de entre sus pretendientes cuando termine de tejer su red de luto, pero la desteje cada noche para retrasar su segundo matrimonio.
  • Eurímaco seduce a Penélope con sus engaños, prometiéndole proteger a su hijo Telémaco y dándole la impresión de ser un joven sin malas intenciones.
  • Al principio, Penélope se enamora de sus acciones, pero desconfía de la falta de acción de las palabras de Eurímaco.
  • Telémaco advierte a los pretendientes del regreso de su padre y, al hacerlo, se gana la ira de los pretendientes, que planean asesinarlo como represalia.
  • Odiseo se disfraza de mendigo cuando regresa a Ítaca y revela su identidad a Eumeo y Telémaco; juntos planean la masacre de los pretendientes.
  • Penélope organiza un concurso para conseguir su mano: quien sea capaz de tensar el arco de Odiseo y dispararlo al otro lado de la habitación podrá conseguir su mano y el trono de Ítaca.
  • Un mendigo se adelanta y completa la misión; dispara el arco y apunta a Antinoo, revelando su identidad en el proceso.
  • Dispara a Antínoo en el cuello y apunta con el arco a Eurímaco, que suplica por su vida, culpando a Antínoo de todos sus planes y faltas de respeto. Sus súplicas llegan a oídos sordos, ya que Odiseo no se conforma con otra cosa que no sea su venganza.

En conclusión, Eurímaco interpreta a uno de los antagonistas mortales de Odiseo que muestra la naturaleza engañosa de aquellos con agendas ocultas. Lo peor de todo, los pretendientes, por su naturaleza manipuladora, influye en los pretendientes en su empeño contra Odiseo y su hijo.

Él es el cerebro oculto detrás del intento de asesinato contra Telémaco, pero utiliza a Antinoo como su marioneta mientras oculta su intención tras su sonrisa y encanto. Intenta seducir a la doncella de Penélope para obtener información sobre la reina Ítaca, pero todos sus esfuerzos son en vano, ya que Odiseo regresa para reclamar su legítimo lugar en el trono. Y ahí lo tienen: Eurímaco, quién es y su papel en La Odisea.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.