Eumeo en La Odisea: siervo y amigo

John Campbell 01-02-2024
John Campbell

Eumeo en La Odisea se escribe como el porquero y amigo de Odiseo. Es la primera persona a la que Odiseo busca tras llegar a su casa en Ítaca. Pero, ¿quién es? ¿Por qué Odiseo lo busca a él primero a su llegada, en lugar de a su mujer, Penélope? ¿Y cómo es que un criado, que cuida del ganado, convertirse en el amigo y confidente de toda la vida del rey Ítaca? Para entender la relación que mantienen estos dos personajes, tenemos que repasar los acontecimientos de la Odisea y un poco de mitología griega.

Ver también: Árbol genealógico de Zeus: la vasta familia del Olimpo

La Odisea

Mientras Odiseo viaja hacia su hogar tras la guerra de Troya, él y sus hombres parecen encuentran numerosos obstáculos en el camino. Su viaje fue de todo menos tranquilo, desde hombres insubordinados que les llevan a situaciones caóticas hasta semidioses heridos que gobiernan hasta aguas peligrosas.

Su desgracia comienza en la isla de los Cicones, donde sus hombres asaltan y aterrorizan a los aldeanos obligándoles a huir. Una vez que los Cicones regresan con ganas de venganza, se cobran revancha, disminuyendo Odiseo y sus hombres en número Este acto llamó la atención de los dioses griegos, que en su día favorecieron al rey Ítaco.

El siguiente obstáculo que encuentran es la planta de Lotus, donde sus hombres se ven tentados a quedarse en la isla de los Comedores de Loto, lo que lleva a Odiseo a arrastrarlos por los pelos y atarlos al barco para partir. Pero uno de los obstáculos más peligrosos y destacados a los que se enfrentan Odiseo y sus hombres es el semidiós Polifemo.

En Sicilia, hogar de los cíclopes, el héroe griego se aventura en una cueva con sus hombres. Allí, ellos vino y cena como si la casa fuera suya, Cuando Polifemo entra en su casa, ve a Odiseo y a sus hombres holgazaneando, comiendo su comida y tratando su casa como si fuera suya.

Ver también: Catulo 8 Traducción

Odiseo exige entonces a Polifemo que les dé la bienvenida, cobijándoles de su viaje y deseándoles un buen regreso a casa. En lugar de corresponder a los comentarios de Odiseo, Polifemo toma a dos hombres que holgazanean y se los come delante de Odiseo. Esto hace que Odiseo y sus hombres huyan, escondiéndose en la cueva mientras Polifemo bloquea la entrada con una roca.

El antagonista divino

Odiseo urde un plan: coge un trozo del garrote de madera del gigante y lo afila hasta convertirlo en una lanza. A continuación, ofrece a Polifemo vino suficiente para emborrachar al gigante con su alcohol y luego cegarlo. Odiseo y sus hombres finalmente escapan, pero no sin ganarse la ira de Poseidón, el padre de Polifemo. Debido a esto, el dios Poseidón lo hace infernalmente imposible para los itacenses volver a casa sanos y salvos, enviándoles tormentas tras tormentas y conduciéndoles a islas peligrosas que les hacen más mal que bien.

Uno de los intentos de Poseidón para prolongar el viaje de Odiseo conduce la tripulación a una isla de jóvenes titanes, la isla de Helios. Odiseo fue advertido de que nunca atracara en la isla de dicho dios, pues tenía un ganado precioso que nunca debía ser tocado en la isla sagrada. Amaba a sus animales más que a nada en el mundo. Tanto que incluso ordenó a sus hijas que cuidaran del ganado dorado. Sin embargo, debido a la tormenta de Poseidón, Odiseo y sus hombres se vieron obligados a asentarse en la isla, esperando a que pasara.

Pasaron unos días, y los hombres de Ítaca se quedaron rápidamente sin comida, estaban hambrientos y cansados, y el ganado dorado estaba a sólo unos minutos. Odiseo deja en paz a sus hombres, advirtiéndoles que se mantengan alejados del ganado, mientras él se adentra en un templo para rezar.

A su regreso, Odiseo se da cuenta de que sus hombres han matado a los animales del joven titán, ofreciendo la más gorda a los dioses. Inmediatamente reúne a sus hombres y se hace a la mar, temiendo por sus vidas si permanecen en la isla. Sin que él lo sepa, Zeus, el dios del cielo, envía un rayo hacia ellos, ahogando a todos sus hombres menos a él. Odiseo sobrevive sólo para quedar atrapado en la isla de Calipso durante siete años.

Luchas en Ítaca

De vuelta en Ítaca, Telémaco lucha por controlar a los pretendientes de su madre mientras se dan un festín en el interior de su castillo, malgastando recursos y luchando contra su comportamiento irrespetuoso. Los pretendientes, más de cien en número, se niegan a marcharse mientras ocupan espacio y destrozan el amado hogar de Odiseo. Con la ayuda del fiel amigo de su padre, Eumeo, mantienen a raya a los pretendientes, esperando paciente y lealmente el regreso de sus reyes.

Telémaco abandona Ítaca para encontrar el paradero de su padre, con la esperanza de traerlo de vuelta a casa. Deja a los pretendientes en manos de Eumeo, se une a Atenea, disfrazado de Mentor, y zarpa hacia Pilos.

Eumeo espera tanto a Telémaco como a Odiseo en un acantilado, lejos del castillo. Mientras tanto, cuida del ganado de Odiseo. Cuando Odiseo finalmente escapa de la isla de Calipso, la primera persona a la que busca es a su viejo amigo Eumeo. Vestido de mendigo, Odiseo viaja hasta la choza de Eumeo, pidiéndole comida y cobijo. Eumeo no reconoce a Odiseo y piensa que el mendigo es un alma pobre. Invita al hombre a entrar y le da una manta para que se caliente.

Telémaco llega y es saludado con amor como Eumeo acoge a Allí, Odiseo se revela a la pareja y el trío planea la masacre de los pretendientes de Penélope.

El asesinato de los pretendientes de Penélope

Mientras los tres se aventuran hacia el castillo, son recibidos por Penélope, la esposa de Odiseo Con ingenio y confianza, Penélope anuncia su decisión: quien sea capaz de empuñar el arco de su marido y disparar tendrá su mano en matrimonio y el trono de Ítaca. Los pretendientes suben uno a uno y fracasan cada vez hasta que el mendigo logre su cometido.

Después de revelar su identidad, apunta su arco hacia el más arrogante de los pretendientes, Junto con su hijo Telémaco, su amigo de toda la vida Eumeo y algunos hombres que lo reconocen, el grupo mata a todos los pretendientes que compiten por la mano de su esposa. La familia del pretendiente planea una revuelta Odiseo reclama su legítimo lugar en el trono y recupera a su familia.

¿Quién es Eumeo en La Odisea?

En la Odisea, Eumeo es el amigo de la infancia y fiel servidor Odiseo y Eumeo crecen juntos y son tratados con amor y cariño. Pero, ¿quién es Eumeo y por qué se cría a un criado junto a un futuro rey?

Eumaeus en realidad tiene sangre real corriendo por sus venas; es hijo de Ktesios, rey de Siria, y fue secuestrado por su nodriza, que se enamoró de un marinero fenicio. Pero, ¿cómo llegó Eumeo a Ítaca?

La enfermera y el marinero raptan al pequeño infante para surcar los mares y encontrarse con la diosa Artemisa. La diosa griega abate a la pareja y a algunos hombres más, obligando al barco a atracar. El barco se detiene finalmente en Ítaca, donde el rey Laertes, padre de Odiseo, compra al infante como sirviente para sus hijos. Eumeo se cría junto a Odiseo y su hermana Ctimene.

Anticlea, la madre de Odiseo, lo trata como a un igual a sus hijos, En el castillo le trataban como de la familia, a pesar de ser un sirviente, y es muy querido por aquellos a los que sirve, lo que le permite ofrecerles su lealtad plena e incondicional, a medida que crecen, Eumeo se convierte en porquero de Odiseo ya que se niega a abandonar Ítaca y anhela permanecer al lado de Odiseo.

¿Cómo ayuda Eumeo a Odiseo?

Tras el final de la guerra de Troya, Eumeo espera ansioso el regreso de su querido amigo, pero en lugar de esperar unos meses, acaba esperando unos años para su regreso. Cuando se corrió la voz de que Odiseo había muerto, no perdió la fe y siguió esperando, manteniendo el lugar de Odiseo en el trono a salvo de los hambrientos pretendientes que codiciaban la esposa y las tierras del rey. Cuidó de Penélope También actuó como un padre para Telémaco, dándole fuerza y protegiéndolo de los pretendientes y sus conspiraciones.

Conclusión:

Ahora que ya hemos hablado de Eumeo, de quién es en La Odisea y de su trasfondo, repasemos los puntos críticos de este artículo:

  • Eumeo es el amigo y criado de Odiseo que espera lealmente el regreso del rey.
  • Es la figura paterna de Telémaco, el hijo de Odiseo, a quien da fuerza y protege de los pretendientes que compiten por la mano de Penélope.
  • Odiseo se topa con numerosos obstáculos en su viaje de regreso a casa, la mayoría de ellos derivados de haber provocado la ira de los dioses griegos.
  • El odio de Poseidón les pone en peligro en las aguas, obligándoles a detenerse en múltiples islas, lo que les lleva a luchar por su supervivencia.
  • La ira de Helios lleva a sus hombres a la muerte cuando Zeus envía un rayo hacia ellos en medio de una tormenta, ahogando a sus hombres y arrastrando a Odiseo a la Isla de Calipso.
  • Odiseo es encarcelado en la isla durante siete años como castigo por no mantener a raya a sus hombres. Allí, el joven rey Ítaco tiene un romance con la ninfa y es liberado después de que Atenea ruegue a Zeus su liberación.
  • Tras llegar a su casa en Ítaca, Eumeo es la primera persona a la que busca, viajando hacia su cabaña disfrazado, pidiendo cobijo y calor.
  • Eumeo ayuda al pobre mendigo que pide cobijo y le proporciona una manta; cuando llega Telémaco, el mendigo revela su identidad como Odiseo.
  • Juntos, los tres planean matar a todos los pretendientes de Penélope para reclamar su legítimo lugar en el trono.
  • Masacran al lote después de ganar la mano de Penélope en matrimonio, y, finalmente, Odiseo reclama el trono Eumeo, y Telémaco trabajó duro para asegurar

En conclusión, Eumeo es el leal súbdito y querido amigo de Odiseo que esperó casi una década su regreso. Su lealtad se demuestra en la forma en que mantuvo el trono a salvo de pretendientes y protegió fielmente a Telémaco. Ahora ya conoces a Eumeo, quién es en La Odisea y su trasfondo como personaje.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.