Tideo: la historia del héroe que comía cerebros en la mitología griega

John Campbell 12-10-2023
John Campbell

Tydeus era un líder del ejército Argive que luchó contra los tebanos para destituir a su rey, Eteocles, y entregar el trono a Polinices, hermano de Eteocles. A medida que avanzaba la guerra, Tideo luchó valientemente, pero fue gravemente herido por un soldado tebano llamado Melanipo.

Tideo estaba al borde de la muerte cuando Atenea, la diosa de la guerra, trajo medicamentos que le haría inmortal, pero antes de que eso ocurriera, Anfiaro le dio a Tideo los sesos de un oponente para que se los comiera. Lee lo que le ocurrió a Tideo después de comerse los sesos de su enemigo.

La familia de Tideo

Los padres de Tideo eran Oeneo, un rey calidonio, y su esposa Periboea Más adelante en el mito, Tideo se casó con Deípila, princesa de Argos, y la pareja dio a luz a Diomedes, el general argivo que luchó durante la guerra de Troya.

Ver también: Apocolocintosis - Séneca el Joven - Roma Antigua - Literatura Clásica

La aventura a Argos

El tío de Tideo, Agrio, lo expulsó de Calidón por matar a algunos de sus parientes. Según la versión del mito, Tideo o bien asesinó a otro tío, a su hermano o a seis de sus primos. Así pues, vagó durante un tiempo y finalmente se instaló en Argos, donde fue acogido calurosamente por el rey Adrastos. Allí fue alojado en la misma logia que Polinices, el hijo exiliado del rey tebano Creonte.

Polinices se había enfrentado a su hermano Eteocles por el trono de Tebas, resultando vencedor Eteocles, lo que llevó a Polinices a refugiarse en Argos.

Ver también: Los admirables rasgos de carácter de Edipo: lo que debes saber

Conflicto con Polinices

Una noche, Adrastos se despertó al oír una raqueta procedente de la logia de Tideo y Polinices. Al llegar allí, se dio cuenta de que los dos príncipes se comprometieron Fue entonces cuando recordó la profecía que le habían hecho de que casaría a sus hijas con un león y un jabalí.

El rey Adrasto dedujo rápidamente que Polinices era el león y Tideo el jabalí. Cómo llegó a esa conclusión depende de la versión del mito pues algunas versiones dicen observó cómo luchaban los dos príncipes. Según esa versión, Tideo luchaba como un jabalí y Polinices como un león. Otras versiones también indican que Adrasto observó las pieles de animales que llevaban o los animales que llevaban blasonados en sus escudos.

Deipyle como su novia

Sin perder tiempo, el rey Adrasto cumplió la profecía dando a sus hijas Argia y Deípila a Polinices y Tideo respectivamente, convirtiendo a Diomedes en hijo de Tideo. Con ambos hombres convertidos ahora en príncipes de Argos, el rey Adrasto les prometió que les ayudaría a restaurar sus reinos.

El rey Adrastrus organiza a los Siete contra Tebas

El rey Adastrus reunió al mayor ejército griego dirigido por siete grandes guerreros para ayudar a Polinices a derrocar a su hermano e instalarlo como rey. Los siete grandes guerreros pasaron a ser conocidos como como Siete contra Tebas Una vez que el ejército estuvo listo, emprendieron un viaje con un único objetivo en mente: devolver el reino tebano a Polinices.

El ejército en Nemea

Cuando los hombres llegaron a Nemea, se enteraron de que una serpiente había matado al joven hijo del rey de Nemea, Licurgo. Los hombres persiguieron entonces a la serpiente y la mataron, tras lo cual enterraron a el joven Príncipe de Nemea. Tras el entierro, organizaron los primeros Juegos Nemeos en honor del joven príncipe, en los que se organizó un combate de boxeo entre los soldados en el que Tideo se proclamó vencedor final.

Sin embargo, fuentes alternativas indican que los primeros Juegos Nemeos fueron organizado por Heracles para celebrar su victoria sobre el feroz león de Nemea.

Enviado a Tebas

Cuando el ejército llegó a Cithaeron, enviaron a Tideo a Tebas para negociar la devolución del trono a Polinices. A pesar de varios intentos de llamar la atención de Eteocles Por lo tanto, desafió a los guerreros tebanos a un duelo en un intento de llamar su atención y plantear sus demandas. Los guerreros tebanos aceptaron el duelo, pero cada uno de ellos era derrotado por Tydeus con la ayuda de Atenea, la diosa de la guerra.

Tydeus entonces partió de vuelta a Cithaeron para presentar su informe sobre lo que había presenciado en Cithaeron sólo para ser emboscado por 50 soldados tebanos liderados por Maeon y Polyphontes. Esta vez, Tideo mató a cada uno de ellos pero perdonó la vida a Maeon debido a la intervención de los dioses. Finalmente, Tideo llegó al campamento de los Siete contra Tebas y narró todo lo que había sufrido a manos de los tebanos. Esto molestó a Adrasto y declararon la guerra contra la ciudad de Tebas.

La guerra contra Tebas

Los Siete contra Tebas en sus ejércitos marcharon sobre la ciudad de Tebas y libraron una guerra sin cuartel. Tideo derrotó a la mayoría de los guerreros tebanos que encontró pero fue mortalmente herido por el héroe tebano Melanipo. Ver morir a su soldado griego favorito preocupó profundamente a Atenea y decidió hacer inmortal a Tydeus. Por ello, acudió a Zeus y le suplicó que le diera la poción de la inmortalidad.

Mientras tanto, Amphiaraus, uno de los Siete contra Tebas, odiaba a Tideo por haber convencido a los argivos de atacar a los tebanos en contra de lo que él les había recomendado. Como era vidente, Anfiaro pudo discernir lo que Atenea iba a hacer por Tideo. Así, conspiró para frustrar sus planes para Atenea. Como parte de sus planes, Amphiaraus atacó a Melanippus y lo mató.

Luego le cortó la cabeza a Melanipo y le extrajo el cerebro, y se lo dio a comer a Tideo. Tideo obedeció y se comió los sesos de Melanipo para disgusto de Atenea, que acababa de llegar con la medicina. Presenciar aquella horrible escena la perturbó y regresó con la medicina de la inmortalidad. Así fue como la de Tideo comer cerebros le costó la inmortalidad y esa imaginería siempre ha representado la esquiva búsqueda de la inmortalidad.

Significado y pronunciación

No se indica el significado del nombre, pero varias fuentes lo describen como padre de Diomedes y miembro de los Siete contra Tebas.

En cuanto a la pronunciación, el nombre se pronuncia como

En literatura y artes

Según cuenta el poeta griego Mimnermo en uno de sus poemas, Tideo mató a Ismene, la hija del rey tebano Creonte. La escena de Tideo matando a Ismene fue pintado en un recipiente durante el siglo VI en la ciudad de Corinto y actualmente se expone en el Museo del Louvre de París (Francia).

El antiguo dramaturgo griego Esquilo incluyó a Tideo como personaje en su obra Siete contra Tebas mientras que Eurípides presentó a su personaje en su obra Las mujeres fenicias. Todas las obras mencionadas seguían el mismo formato que el mito griego original, en el que Tideo mató a Melanipo y se comió sus sesos para disgusto de Atenea.

Conclusión

Hasta ahora hemos estudiado la familia y la vida del héroe griego Tideo y cómo estuvo a punto de alcanzar la inmortalidad. He aquí un resumen de todo lo que hemos descubierto sobre Tydeus hasta ahora:

  • Tideo era un príncipe calidonio, hijo de Oeneo y su esposa Peribea o de su hija Gorge, según la versión del mito.
  • Más tarde, su tío Agrio lo expulsó de Calidón tras ser declarado culpable de asesinar a otro tío, a su hermano o a seis de sus primos.
  • Tideo viajó a Argos, donde el rey Adrasto le dio la bienvenida y aguantó a Polinices, que también escapaba de su hermano Eteocles.
  • Adrastrus entregó a sus hijas tanto a Tideo como a Polinices después de encontrarlos peleando y formó los Siete contra Tebas para hacer la guerra contra los tebanos.
  • Atenea quería hacer inmortal a Tideo después de que Melanipo lo hiriera mortalmente, pero cambió de opinión cuando vio a Tideo comerse el cerebro de Melanipo.

Tydeus perdió la oportunidad de ser inmortal y representa la búsqueda del hombre de la esquiva inmortalidad.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.