Musa Odisea: sus identidades y funciones en la mitología griega

John Campbell 27-09-2023
John Campbell

La musa de la Odisea no pertenece a una figura que evoque la inspiración de nuestro autor griego, sino que La Odisea comienza con la invocación de la Musa. Para explicar mejor quién es/son la/s musa/s de La Odisea, debemos repasar toda la obra y un poco de mitología griega junto con explicaciones sobre qué es un poema épico.

¿Quién es la musa en La Odisea?

Musa de la literatura

Las musas en La Odisea pertenecen a las nueve musas de la mitología griega. Las hijas de Zeus, nacidas de su aventura de nueve días con la titanesa Mnemosyne, son las diosas más influyentes del mundo literario.

Ellas, conocidas como las ninfas del agua, nacieron de los cuatro manantiales sagrados del monte Helicón que emergían de la tierra y que, según se dice, fueron creados a partir de los pisotones de Pegaso. Su principal característica es entretener a los dioses y diosas griegos con su talento y arte innatos.

Las musas son conocidas como Ninfas por Mnemosyne, la titán de la memoria, que había dado sus hijos a la ninfa Eufime y el dios griego Apolo. Apolo, el dios de casi todo, se había fijado en sus talentos cuando empezaron a hacerse mayores y los orientó hacia sus respectivos campos.

Los hijos de Mnemosyne parecían tener ningún interés en nada más que las ciencias y el arte, Así que Apolo las llevó al monte Elikonas, antiguo templo de Zeus, y las animó a dedicarse a sus respectivos campos. Aquí, las musas se dedicaban a sus actividades e inspiraban creatividad en sus creaciones, invocando la inspiración de sus artistas.

Mnemosyne y el papel de la memoria

Mnemosyne, el titán de la memoria, había otorgó su don del conocimiento a todos sus hijos Su vasta biblioteca de conocimientos era todo gracias a su colosal memoria, que les permitía progresar y especializarse en los campos que elegían.

Ver también: Los suplicantes - Esquilo - Grecia Antigua - Literatura Clásica

La memoria también jugó un papel esencial a sus artistas al transmitir sus obras, pues los libros y la literatura escrita no eran cosa del pasado. Dado que la memoria es una cuestión subjetiva que difiere de una persona a otra, la representación de las musas variaba. Los modelos de estas diosas griegas eran estandarizada hasta el Renacimiento y el movimiento neoclásico, permitiendo a los seguidores cultivar el arte y acumular seguidores.

Musa y Renacimiento

El Renacimiento, un periodo de renacimiento artístico, cultural y filosófico en Europa, abarcó desde el siglo XIV hasta el XVII de la Edad Media. Esta fase de inclinación artística normalizó la representación de las Musas y cultivó seguidores para cada hijo de Mnemosyne. Se crearon cultos al asociar a las Musas con manantiales o fuentes, ganando adeptos que organizaban fiestas y sacrificios en su honor y nombre.

Dado que el Renacimiento fue un acontecimiento tan importante para la proliferación y proclamación de la literatura y las artes, se dio importancia a las diosas griegas en sus respectivos campos, y literatura antigua que contiene epopeyas y poemas que aducen creatividad, dándonos las obras que tenemos hoy.

Invocación de las Musas

Al principio de la obra homérica, nuestro autor griego comienza con la invocación de la Musa, una característica distintiva de la literatura, propia de un poema épico. El primer verso de la epopeya reza: "Cántame del hombre, Musa, el hombre de los giros y las vueltas", que implora la influencia de las diosas griegas pidiéndoles que les guiaran para contar la historia de La Odisea.

Las Nueve Musas

La Musa de la poesía épica no pertenece a uno sino a nueve diosas de la literatura y las artes. Cada una de ellas está especializada en sus respectivos campos. La identidad de las nueve hijas de Zeus, el dios del cielo, es la siguiente:

Calíope

Calíope, la musa de la poesía épica, se especializa en el canto y es considerada la diosa griega de la elocuencia por la armonía extática de su voz. Se la representa con una tablilla de escritura en la mano o portando un pergamino, papel o libro con una corona de oro adornando su cabeza. A sus hijos Orfeo y Lino les enseñó versos de sus canciones. Según Hesíodo, la Musa de la poesía épica era la más sabia de todas las Musas y más firme del grupo.

A pesar de sus rasgos delicados, Calíope era una mujer fuerte, castigando a quienes menoscaban sus hazañas. En Tesalia, derrotó a la hija de un rey en un combate de canto y castigó su presunción convirtiéndola en urraca.

Clio

Clío, una de las nueve Musas, es el patrón de la historia y se la representa con un pergamino abierto o una trompeta y un reloj de agua. Era una celebradora y glorificadora de la historia, las grandes hazañas y los logros, y es la homónima de tales galardones. Según los escritos antiguos, Clío había reprendido a la diosa Afrodita por su apasionado romance con Adonis.

La diosa del amor y el deseo castiga a Clío enamorándose del rey de Macedonia, Pierus. De su matrimonio nació Jacinto, un joven conocido por su increíble belleza. Jacinto fue finalmente asesinado por su amante, Apolo, y de su sangre brotó la flor de Jacinto.

Thalia

Thalia, la musa y patrona griega de comedia y poesía idílica, según el poeta griego Hesíodo, es una Gracia, un grupo de diosas de la fertilidad. Se sabe que es alegre y que florece constantemente, ya que las alabanzas de su canto prosperan a través del tiempo. Se la representa con un aire festivo con su cabeza adornada con hiedra en forma de corona, con botas, una máscara cómica y un cayado de pastor en las manos.

Ver también: Los pájaros - Aristófanes

Dio a luz a los celebrantes de la "Gran Madre de los Dioses", Corybantes, con Apolo y tuvo vínculos con geometría, ciencias arquitectónicas y agricultura. Es conocida por ser la protectora de los Simposios, ya que amaba profundamente estos foros.

Euterpe

Euterpe, el dador de muchas delicias, es la Musa de la música y el espectáculo. Era conocida por entretener a los dioses y diosas en el Olimpo y más tarde en el monte Helicón. Se la representa sosteniendo o tocando una flauta doble llamada aulos. En La Ilíada, se la conoce como la madre de Rhesus, rey de Tracia, que fue asesinado durante la Guerra de Troya.

Erato

Erato, una de las musas griegas, es la Musa de la poesía lírica, el amor y los escritos eróticos. Desde el Renacimiento, se la representa con una corona de mirto y rosas, adornando sus manos una lira que se asocia con Apolo. Era la protectora de amor, poesía romántica y bodas. Su nombre procede de la palabra griega "Eros", que significa amor, deseo o encantador.

Melpomene

Se dice que la musa Melpómene es lo opuesto a Talía y era el protector de la tragedia. Ella inventó la tragedia, Melos y el discurso retórico, y se dice que fue la inspiradora del toque de la lira. Además, era tradición ...recurrir a Melpómene en busca de inspiración, pues ella era la Musa para crear bellas frases líricas que evocaban profundas emociones en su interior.

Esta Musa era la madre de las Sirenas, divinas siervas de Perséfone, que maldecían a sus hijos cuando éstos no pudo evitar que Hades raptara a la hija de Deméter. Se la representaba con una máscara de tragedia en una mano y un cuchillo o una espada en la otra. Además, sus piernas estaban adornadas con botas, que ahora llevan tradicionalmente los actores.

Urania

La Musa, Urania, es conocida por ser Musa de la astronomía y protectora de los objetos celestes y las estrellas. Más tarde, se la conoce como la patrona de la poesía cristiana. Esta musa griega se asocia a menudo con el amor universal y el Espíritu Santo. Amante de la divinidad y de los objetos celestes, es representado con estrellas, una esfera celeste y una brújula.

Durante el Renacimiento, el poema épico "El paraíso perdido" de John Milton invoca a Urania para guiarle en su narración de la creación del cosmos, un tema controvertido y diferente de las religiones. Por ello, se ha anunciado que la Musa de la poesía cristiana creó el universo que se cree que formó dios en su tiempo libre.

Polimnia

La musa de la poesía sagrada, los himnos y la elocuencia es el protector de los himnos divinos y del arte mímico; Se dice que inventó la geometría y la gramática. Es una persona severa, normalmente en meditación, que se lleva un dedo a la boca mientras un manto adorna su cuerpo.

Terpsícore

Terpsícore, la Musa de la danza y del coro dramático y protectora de la danza, inventó la danza, el arpa y la educación. Está alegre mientras baila y se la representa con laureles en la cabeza, bailando mientras sostiene un arpa.

Conclusión

Ahora que ya hemos hablado de Las Musas, sus identidades y funciones en la Odisea, repasemos algunas puntos clave de este artículo:

  • La Musa de la Odisea no pertenece a una, sino a las nueve Musas de la mitología griega.
  • Las Musas se especializan en campos distintos que ellas mismas han creado y a los que los poetas acuden en busca de inspiración y guía.
  • Calíope es la musa de la poesía épica, Clío de la historia, Erato de la poesía amorosa, Euterpe de la música, Melpómene de la tragedia, Polimnia de la poesía sagrada, Terpishcore de la danza, Talía de la comedia y Urania de la astronomía.
  • Homero comienza la Odisea invocando a las Musas, pidiéndoles que le guíen en la representación del viaje de Odiseo.
  • El Renacimiento hace referencia al renacimiento cultural que vivió Europa entre los siglos XIV y XVII y es la única razón por la que se estandarizaron las Musas.

En conclusión, la Musa de La Odisea se refiere a las 9 Musas de la mitología griega que inspiraron a Homero para crear la Odisea. Nuestro épico dramaturgo invoca sus talentos para que le guíen en la creación y predicción de sus obras literarias. Eso es todo lo que necesitas saber sobre la Musa de la Odisea.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.