Motivos de La Odisea: relatos literarios

John Campbell 12-10-2023
John Campbell

Motivos de La Odisea han sido estudiados y analizados por numerosos eruditos, desde los más veteranos hasta los más jóvenes.

La Odisea se compone de varios libros con temas diferentes. Pero algo que se ha mantenido fiel a través de todos ellos son sus motivos en la literatura.

¿Cuáles son los motivos de La Odisea?

Hay varios temas recurrentes en la literatura. En este artículo, hablaremos del de La Odisea.

Estos elementos literarios de La Odisea son los que tanto el público como los estudiosos tratan de analizar e interpretar, así que empecemos por enumerarlos uno a uno y comentarlos con detenimiento y precisión.

Hospitalidad griega

En La Odisea, Odiseo y sus hombres viajan hacia Ítaca En su camino a casa, son arrojados a numerosas islas exigiendo un trato al que creen tener derecho por las costumbres griegas. Se les da comida y agua y se les recibe con los brazos abiertos. Lo hemos visto en la isla de Djerba, donde los comedores de lotos acogen a los hombres.

La siguiente parte en la que nos encontramos con esto es en la isla de los Cíclopes, donde Odiseo exige comida, cobijo y protección a Polifemo. La ruptura de estas costumbres griegas trae consigo una serie de desgracias y el disfavor de los Dioses .

Tentación

A lo largo del clásico griego, nuestro héroe se enfrenta a numerosas luchas dentro de la obra. Desde lidiar con monstruos hasta ganarse la ira de los dioses, no se queda corto ante los retos que debe afrontar para volver a casa. Una de ellas es la Tentación .

Ver también: El destino en Antígona: el hilo rojo que lo ata

Odiseo fue tentado numerosas veces en su viaje de regreso a Ítaca, cada vez descarrilando y retrasando su regreso.

La primera vez que presenciamos esta tentación es en la isla de Circe. Allí, Odiseo salva a sus hombres de la diosa griega. Ingiere la planta molly para evitar las drogas de Circe y la golpea mientras hace magia. Ella le promete que le devolverá a sus hombres y entonces se deja tentar por su belleza.

Odiseo, ahora amante de Circe, junto con sus hombres, permaneció en la isla durante un año, viviendo rodeado de lujos. Se niega a marcharse hasta que uno de sus hombres le convence para que regrese a casa.

El siguiente encuentro con la tentación es en la isla de Calipso. Odiseo y sus hombres enfurecen a Zeus matando el ganado de oro de Helios. En castigo, mata a todos los hombres en una tormenta y encarcela a Odiseo en Ogigia.

La ninfa que lo mantiene cautivo actúa como su amante durante su estancia y, a pesar de ser liberado de la isla, prolonga su viaje para acostarse con ella por última vez.

Tanto Calipso como Circe acaban convirtiéndose en seductoras de Odiseo y retrasan su viaje de vuelta a casa. Pero no fueron las únicas mujeres que utilizaron sus artimañas femeninas para retrasar a los hombres y perjudicar sus planes de futuro. Penélope, la esposa de Odiseo, utiliza este método para no regresar a su patria y evitar volver a casarse .

Los pretendientes no sabían que ella deshacía su trabajo cada noche, prolongando así su cortejo.

Lealtad

Aunque es un tema recurrente en la mayor parte de la literatura griega, la lealtad (o la falta de ella) sigue prevaleciendo en el clásico griego En la obra, Odiseo lucha contra la desobediencia de sus hombres y la falta de compromiso de su segundo al mando, Euríloco, lo que provoca la desgracia que se cierne sobre ellos.

La primera se exhibe en la isla de Ismaros. A pesar de la orden de Odiseo de regresar inmediatamente, sus hombres se dan un festín hasta la mañana siguiente, lo que permite a los Cicones reunir sus fuerzas y contraatacar con fuerza, matando a seis de sus hombres por barco y escapando a duras penas de la ira de los Cicones.

La posterior desobediencia que se produce es en la Isla de Helios A pesar de advertir a sus hombres de que no toquen el ganado del dios griego, Euríloco convence a los hombres para que maten a uno mientras Odiseo está fuera, lo que enfurece a Zeus, que mata a todos los hombres y atrapa al único superviviente, Odiseo, en Ogigia durante siete años.

El disfraz en La Odisea

Los disfraces en La Odisea juegan un papel crucial en la forma en que los dioses y las diosas se comunican con los mortales, guiándoles hacia sus caminos predestinados y acompañándoles hasta un lugar seguro.

El primer disfraz que encontramos es el de Atenea, vestida de Mentor. Atenea guía e insta a Telémaco a buscar a su padre, Odiseo, pues estaba vivo y bien. Atenea se disfraza con diversos detalles, desde el amigo de Odiseo, Mentor, hasta un pastor, todo con tal de guiar a Odiseo de vuelta al lugar que le corresponde, el trono.

En el Libro 4, encontramos a Proteo, el hijo primogénito de Poseidón, un profeta que posee vastos conocimientos. Menelao lo describe como un ser que se oculta tras un disfraz, rebelándose contra su destino de profeta, negándose a otorgar sus conocimientos a los humanos.

Rey de Esparta, Menelao captura a Proteo el tiempo suficiente para sacarle información y así obtiene la habilidad del paradero de Odiseo.

Pero el motivo del disfraz no sólo está en manos de los dioses griegos, sino también de los mortales Odiseo se disfraza varias veces en la obra para escapar del peligro y utiliza su astucia para vencer a enemigos imbatibles.

Por ejemplo, en la cueva de Polifemo, Odiseo oculta su identidad y se presenta como nadie, cegando al cíclope y escapando sano y salvo de su isla. Otro ejemplo de esto es cuando Odiseo se disfraza de mendigo para unirse a la competición de los pretendientes.

Esto le ayuda a escapar de una muerte prematura que sin duda le sobrevendría si hubiera entrado en palacio como él mismo.

La narración en La Odisea

La narración de La Odisea transmite la trama al público y nos proporciona un contexto cultural adecuado. Por ejemplo, a través de la representación oral con coros y actores, la forma de contar la historia remite a la cultura griega de transmitir oralmente la tradición y los mitos de generación en generación.

La narración no sólo hace referencia a la tradición griega, sino que también alude a La Ilíada. Cuentan la astucia de Odiseo en la guerra de Troya mientras Femo, un bardo de la corte, canta las hazañas de los héroes de Troya.

Homero también evoca la historia de La Odisea a través de los monólogos de Néstor y Menelao a Telémaco, instando al público a interconectar ambas historias.

Ver también: ¿Por qué Edipo abandona Corinto?

Conclusión

Ya has leído nuestro análisis de los diferentes motivos, temas y elementos literarios del clásico griego La Odisea.

Repasemos algunos puntos significativos del artículo:

  • Los motivos son temas recurrentes en las obras literarias que encierran acontecimientos importantes para nuestro héroe principal, ya sea para desviarle de un camino o para conducirle a él.
  • La lealtad, la hospitalidad griega, los disfraces, la narración de historias y la tentación son motivos significativos que Homero retrata intrincadamente en su segunda obra, La Odisea.
  • La lealtad se pone a prueba con Odiseo y sus hombres.
  • La hospitalidad griega puede verse tanto en Yerba como en Sicilia, donde la ausencia de las costumbres trajo la desgracia a Odiseo y sus hombres.
  • La tentación se manifiesta a través de las seductoras Circe y Calipso, que se convirtieron en amantes de Odiseo y descarrilaron su viaje de vuelta a casa en dos ocasiones.
  • Por otro lado, los disfraces son esenciales en la comunicación de los Dioses con el reino de los mortales. Utilizan máscaras para ocultar sus identidades e intentar guiar a los mortales por un camino mejor.
  • La narración en La Odisea se utiliza para exponer la trama, así como las tradiciones y costumbres griegas. La representación oral de tales valores se reitera a través de los coros de la obra y los monólogos de algunos personajes.

En conclusión, los motivos que Homero ha colocado cuidadosamente en la Odisea se han convertido en un tema recurrente en el mundo literario. Desde las adaptaciones de su obra hasta la representación de tales motivos en diversas obras literarias, la creatividad y el esfuerzo que nuestro autor dedicó a su escritura serpentina nos han dejado a todos asombrados y desconcertados.

A pesar de estar escrita en la Antigüedad, su obra trasciende y se relaciona con los problemas actuales, lo que permite al público sumergirse a fondo en la obra.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.