Clímax de Antígona: el principio de un final

John Campbell 21-08-2023
John Campbell

El clímax de Antígona se acerca sigilosamente a los espectadores, la acción ascendente de la obra es lo suficientemente sutil como para pasar, y antes de que te des cuenta, el clímax ha aparecido. La tragedia sofoclea está escrita con una cierta precisión que transiciones fluidas de una escena a otra. Pero para identificar y comprender el clímax, hay que estar familiarizado con la obra en sí y, en ese sentido, repasemos los acontecimientos de la tragedia.

Antígona

Antígona, la secuela de Edipo Rey, comienza cuando Antígona regresa a Tebas tras la muerte de su padre; es informada de la injusticia a la que se enfrenta su hermano. El nuevo rey, Creonte, ha apodado a Polineices y se niega a enterrarlo como castigo, dejando que su cuerpo se pudriera en tierra.

La obra comienza cuando Ismene y Antígona se entierran por la recién aprobada ley que impide enterrar a su hermano. Antígona está exasperado y frustrado por los acontecimientos e insta a su hermana a que cambie radicalmente sus creencias y se una a ella en su aventura contra Creonte. Antígona planea enterrar a su hermano a pesar de la inminente amenaza de muerte y quiere que Ismene, la hermana de Antígona, haga lo mismo. Ismene se muestra reacia y intenta racionalizar con Antígona, Temiendo la ejecución a la que se enfrentarían con tales actos. Antígona, enfadada por su negativa, decide enterrar a su hermano sin Ismene, lo que lleva a esta última a replantearse sus pensamientos.

Antígona se dirige hacia el recinto del palacio e inmediatamente encuentra el cuerpo de su hermano. Cava una tumba junto a él y consigue enterrar el cuerpo de Polineo en el proceso. Es capturada por dos guardias de palacio y llevada inmediatamente ante Creonte. Ismene corre al lado de su hermana al oír la noticia de su captura y es testigo del decreto de Creonte. Suplica unirse a su hermana en su castigo, a lo que Antígona se opone enérgicamente. Al final, Antígona es sometida a ser sepultada en una cueva. Una gran bofetada a los que creen en los seres divinos.

Mientras nuestra heroína está prisionera en la tumba, piensa en los acontecimientos que la han dejado en el camino por el que camina hoy. Esto podría considerarse como el punto de inflexión de Antígona, ya que decide rendirse a la maldición de su familia, el destino contra el que tanto se ha esforzado. Se quita la vida al negarse a acatar el decreto de Creonte. Creonte la había encarcelado, a una mujer de sangre real, en lugar de ejecutarla como había anunciado. Planeaba encarcelarla durante mucho tiempo, dándole sólo los alimentos necesarios para sobrevivir... con la esperanza de su muerte en la tumba. Y de ese modo, no tiene las manos manchadas de sangre y no puede ser considerado responsable de la muerte de un miembro de la realeza.

Haemon, amante de Antígona, intenta convencer a su padre, Creonte, para dejar marchar a su amada, pero es rechazado en el proceso. Trama un plan para liberarla y corre hacia la tumba. En el momento exacto, Tiresias, el profeta ciego, advierte a Creonte sobre su arrogancia, animándole a para liberar a Antígona porque sus acciones iban en contra de los dioses. Creonte se da cuenta de lo que implican sus actos y se apresura rápidamente a liberar a Antígona.

Cuando Creonte llega a la tumba, encuentra los cuerpos de su hijo Hemón y Antígona fríos y muertos. Se arrepiente de sus actos mientras lleva a su hijo al castillo. Eurídice, la esposa de Creonte, se entera del suicidio de su hijo restante y maldice a Creonte en palacio, ya al borde de la locura, la reina se rompe aún más cuando su hijo restante pasa Se quita la vida, anhelando estar con sus queridos hijos, con la esperanza de causar a Creonte el mismo dolor que ella había sentido.

Cuando Creonte se da cuenta de que es el único que queda de su familia, se lamenta de su arrogancia y de su decisión. Vive el resto de su vida en la miseria mientras sus acciones le llevan a la soledad.

¿Cuál es el clímax de Antígona?

Se dice que la acción ascendente de Antígona ocurre como Creonte encarcela a la amante de su hijo Durante su encarcelamiento, Tiresias advierte a Creonte de sus transgresiones contra el pueblo y los dioses. Insta al rey a que deje a un lado su arrogancia y se ponga a trabajar. enterrar legítimamente el cuerpo de Polineo Tiresias relata su visión al rey tebano, advirtiéndole de las repercusiones de sus actos. Creonte condena la profecía de Tiresias hasta que Choragos le ayuda a darse cuenta de sus faltas, pero su cambio de actitud no da frutos mientras lucha por aceptar la muerte del único hijo que le queda.

Hay varios análisis de Antígona sobre el clímax de la obra de Sófoclea. El clímax se refiere a el punto significativo de mayor tensión o la parte más emocionante de la obra que conduce al final. Y su clímax es muy debatido debido a la intensa y directa estructura de la trama de Antígona. Algunos consideran el clímax como punto de inflexión de Creonte. La escena en la que se precipita hacia la tumba para liberar a Antígona es sin duda una de las más intensas de la obra, pero lo que ocurre después es trágico al ver el cadáver del hijo que le queda. La tragedia se acentúa cuando el clímax de la obra podría haberse evitado si los personajes hubieran hecho caso de las advertencias de Tiresias.

El conflicto en Antígona

El conflicto central de Antígona establece el clímax de la trama de Antígona. Antígona es una mujer piadosa que cree devotamente en el poder omnipotente y la sabiduría de los dioses y diosas griegos. Los dioses y diosas habían dictado un decreto según el cual todos los seres vivos en la muerte y sólo en la muerte debían ser enterrados para pasar al inframundo.

Así que cuando Antígona se entera de la ley de Creonte, se enfurece como el nuevo rey tebano se atreve a ponerse en pie de igualdad con los dioses. Antígona considera el decreto de Creonte como una blasfemia y se niega a acatar sus órdenes; su persona humilde no aparece por ninguna parte, ya que da prioridad a las leyes de los que están por encima de ella. Por eso, el conflicto central en Antígona es el siempre presente y controvertido tema de "Iglesia contra Estado".

Resolución en Antígona

La resolución en Antígona se ve como Creonte lleva el cuerpo de su hijo restante al palacio. Esta escena subraya su toma de conciencia de las repercusiones de sus actos. Comprende que ha provocado la tragedia que le ha sobrevenido al negarse a escuchar los consejos que le daban. Un mensajero le informa entonces de la muerte de su esposa, maldiciéndole mientras daba su último aliento, Y Creonte se queda paralizado de dolor. Se había puesto en pie de igualdad con los dioses y había perdido a su hijo y a su esposa en el proceso. El coro cierra entonces la obra impartiendo una importante lección: los dioses castigan al orgulloso porque trae sabiduría.

Ver también: ¿Cuál es el papel de Atenea en La Ilíada?

Análisis de Antígona

Antígona, la primera protagonista femenina del mundo dramático antiguo, ha sido interpretada como heroica y obstinada porque causa la muerte de otras dos personas La obra, una de las más influyentes de Sófocles, ha cosechado tanto respeto como críticas a lo largo de su historia.

El ejemplo clásico de tragedia griega pide ser analizado, ya que sus acontecimientos culminan en la combinación de divinidad, moralidad y justicia. La maldición de su familia proviene de su abuelo, el rey Layo, que violó y secuestró a Crisipo, maldiciendo a su familia en la tragedia. La maldición continúa hasta Antígona, que pone fin a su trágico destino, dejando a su hermana, Ismene, la única superviviente de su familia.

Algunos analizan la obra como la tragedia de Creonte y no la de Antígona, ya que el rey había perdido mucho más que nuestras heroínas y es centrado únicamente en sus errores. El drama no se habría producido si no fuera por su abuso de poder y su flagrante desprecio por las responsabilidades familiares, divinas y personales.

La tragedia de Antígona y su muerte pueden verse e interpretarse como el resultado del destino, la justicia y el castigo que resulta de los pecados de su familia: El crimen de violación de Layo, el nacimiento de Antígona y sus hermanos de un asunto incestuoso, y el asesinato patriarcal ocurrido en la obra anterior.

Ver también: Aristófanes - Padre de la comedia

Conclusión:

Ahora que hemos hablado del clímax, qué es, y precisando dónde empieza y termina en la tragedia sofoclea, repasemos algunos puntos clave de este artículo:

  • Clímax Es el punto álgido de los acontecimientos del que el público obtiene la mayor tensión
  • Antígona, la secuela de Edipo Rey, comienza cuando Antígona regresa a Tebas tras la muerte de su padre; es informada de la injusticia a la que se enfrenta su hermano.
  • El conflicto central de la trama es el interminable, infame y controvertido tema de la Iglesia contra el Estado.
  • En este caso, Atenea representa a la Iglesia y Creonte al Estado, creando una dinámica de poder que perjudica a quienes les rodean y les arrebata la vida.
  • Antígona, sin saberlo, causa dos muertes más con su aparente suicidio. Aunque su lealtad hacia ella puede ser encomiable, le faltó ver lo que realmente tiene delante, Ismene.
  • Antígona abandona a Ismene mientras se reúne con el resto de su familia en el más allá, deseando a la joven una vida feliz.
  • La acción ascendente en Antígona es su castigo. Es arrastrada hacia las tumbas donde pasará el resto de su vida, encarcelada por sus transgresiones. De esta forma, Creonte tendría poca o ninguna sangre en sus manos, esperando a que Antígona se debilitara y finalmente falleciera.
  • El clímax se produce cuando Creonte corre hacia la tumba para liberar a la heroína, pero se debilita al ver el cadáver de su hijo. El punto de inflexión de Creonte resulta ser su toma de conciencia al ser testigo de la ira de los dioses divinos.
  • Creonte vive en la miseria al darse cuenta de lo que ha hecho a su mujer y a sus hijos. Su primer hijo murió en la guerra por Tebas, y el segundo se quitó la vida por culpa de los errores del rey tebano.
  • La obra se resuelve cuando el coro imparte sus conocimientos a los espectadores; Los dioses castigan a los orgullosos, pero con ello llega la sabiduría.

En conclusión, el clímax de Antígona se establece por el conflicto central de la tragedia, "iglesia contra estado". El conflicto entre las dos zonas enfrentadas no surge de la contraposición de ideas, sino del enfrentamiento de ambas partes. Sófocles subraya la importancia de la humildad, ya que el clímax retrata las consecuencias de la arrogancia, mientras que el final ilustra la necesidad del castigo; el castigo aporta sabiduría cuando uno reflexiona sobre sus actos".

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.