Apolo en La Odisea: Patrón de todos los guerreros con arco

John Campbell 12-10-2023
John Campbell

Apolo en La Odisea es un personaje recurrente que no aparecía a menudo y al que se invocaba más habitualmente en el clásico homérico. El dios griego de la arquería y la luz solar desempeñó un papel escaso pero importante en el viaje de Odiseo a casa como guía incondicional y protector del héroe junto a Atenea, la diosa de la sabiduría.

Nuestro artículo le ofrecerá una mirada más profunda dentro.

Ver también: La soberbia en la Ilíada: los personajes que mostraron un orgullo desmedido

¿Qué hizo Apolo en La Odisea?

A diferencia de su violenta representación en la Ilíada, el papel de Apolo en la Odisea es menos grandioso y más incorpóreo. sirvió como guía de Odiseo y voz de la razón junto a Atenea Como era el patrón de todos los arqueros, a menudo se representaba a Apolo como una figura divina armada con un arco de oro y un carcaj de flechas de plata.

En diferentes relatos escolásticos, se suele argumentar que también es el mismo arco que Odiseo utilizó para derrotar a los pretendientes que acosaban a Penélope en los tramos finales de su viaje. También es responsable de salvaguardarlo contra la ira de Poseidón durante sus viajes por el mar.

En la Iliada, precursora de la Odisea, Apolo desempeñaba un papel más importante en el relato. como un feroz guerrero olímpico que se alió con los troyanos A pesar de estar en bandos opuestos, Odiseo se acercó al campamento troyano para devolver a Criseida, la hija de un sacerdote apolíneo. A su paso, también presentó muchas ofrendas a Apolo, lo que complació al dios olímpico. Como también era el patrón de los marineros, deber que compartía con el dios Poseidón, éste garantizó la seguridad de Odiseo en su viaje de regreso a Ítaca.

Apolo en La Odisea: importancia del tiro con arco en la mitología griega

En la mitología griega, el tiro con arco tenía un significado simbólico más profundo; era algo más que un arma de guerra En aquella época, era la herramienta del hombre que le permitía obtener alimento y vestido de los animales que cazaba, y también era su protección contra los peligros del mundo. Varias deidades griegas eran conocidas a través de las armas que utilizaban, como el arco y la flecha de Apolo, junto con su hermana Artemisa, la cazadora, y Eros, el dios del amor.

Mortales y tiro con arco

Había mortales representados como héroes que también empuñaban el arco y la flecha, como Paris, el príncipe troyano, y Odiseo, el célebre héroe de La Odisea. Y al igual que son muchos los que empuñan el arma, también son varias las figuras muertas por el uso del arco en batalla.

El poderoso cazador Orión, conocido por su habilidad para cazar cualquier animal, fue abatido por el mismo arco de Artemisa. Quizá el ejemplo más famoso sea la muerte de Aquiles que recibió una flecha en el talón de Paris, guiado por el mismísimo Apolo.

El tiro con arco como estilo de lucha deshonroso

El tiro con arco figuraba desde hacía mucho tiempo en la crónica de los dioses y mortales del Olimpo, pero en la mitología griega encerraba una metáfora infame. Para los griegos, el guerrero ideal no era el que disparaba flechas, sino uno que golpeaba lanzas: el hoplita Un hoplita era un combatiente ataviado con armadura pesada, espada o lanza y escudo en la mano.

Su estilo de lucha implicaba combate físico cuerpo a cuerpo y requería mucho entrenamiento y valor de corazón Los griegos consideraban deshonroso y, en algunos casos, deshonesto el estilo de lucha basado en el tiro con arco, ya que el arquero tenía que lanzar la flecha desde lejos y así el adversario no podía verlos. Esto también ha repercutido en la forma de percibir a los personajes que empuñan el arco y la flecha en la mitología griega.

Apolo y el tiro con arco en la guerra de Troya

En la Ilíada, fue el príncipe troyano Paris quien eligió fugarse con la hermosa reina Helena de Esparta Su destreza con el arco acabó con la vida de muchos desafortunados, entre ellos la del famoso héroe Aquiles. Cabe destacar que Paris tuvo el mismo final a manos de Filoctetes, otro consumado arquero.

No es de extrañar, pues, que Apolo, el patrón de los arqueros, optó por ponerse del lado de los troyanos, mientras que Atenea diosa de la sabiduría y emblema del hoplita, se alió con los griegos, que ganaron la guerra.

Apolo y Odiseo

En La Odisea, Homero hizo de Odiseo un arquero también. El héroe Odiseo era conocido por ser un hombre sabio y agudo, que no sólo era hábil en el combate, sino también en la diplomacia.

Apolo y Odiseo en La Ilíada

Ya en la Ilíada, Odiseo demostró su astucia no sólo en el combate, lo que no sólo ayudó a los griegos, sino que también le benefició en el futuro. cuando Agamenón insultó y deshonró al sacerdote de Apolo Esto provocó la ira del dios del sol, que liberó una plaga sobre el campamento del ejército griego.

Para aplacar su ira y liberar el campamento de la plaga, Odiseo propuso devolver la hija del sacerdote, Criseida, a su padre, así como preparar una gran ofrenda de una hecatombe para apaciguar al dios sol en su altar. Satisfecho con estas ofrendas, Apolo garantizó la seguridad de Odiseo y su compañía mientras regresaban a su campamento después de terminar su culto.

Apolo y Odiseo en la Odisea

A pesar de estar en bandos diferentes de la guerra, Apolo quedó impresionado por el dominio de Odiseo de la negociación y valor y ofreció su ayuda en numerosas ocasiones a lo largo del viaje del héroe en La Odisea.

Es más adelante en el relato cuando el dios fue mencionado asistiendo al héroe Aunque incluso antes del regreso de Odiseo a Ítaca, su nombre y su asociación se invocaban a menudo para comparar algo tan bello, para rogar por su guía e incluso para pedir valor en tiempos de peligro. Un ejemplo de ello fue cuando Odiseo se encontró por primera vez con Nausicaa en la isla reino de los Feacios.

Tras despertar de su letargo, el héroe comparó la belleza y el aspecto de Nausicaa con los de una palmera de Delos, junto al altar de Apolo. El rey Alcinoo, padre de Nausicaa y soberano de los feacios, citó su nombre junto al de Zeus y Atenea, para dar testimonio de la grandeza de Odiseo debería casarse con su hija y vivir en la isla si quisiera .

Odiseo invoca a Apolo en La Odisea

Fue en los últimos tramos de su viaje cuando el héroe decidió invocar el nombre de Apolo, el patrón de todos los arqueros, para poner fin al conflicto entre él y su esposa A su llegada a Ítaca, Odiseo ocultó su identidad y se reunió con Eumeo, que ni siquiera reconoció a su propio amo. Eumeo le contó lo que había sucedido en Ítaca en ausencia de Odiseo, incluida la suerte de su esposa Penélope, acosada por pretendientes mal habidos.

También se reúne con su hijo, Telémaco, que se alegra al ver el regreso de su padre. Ambos ponen entonces en marcha un plan para atacar a los pretendientes en palacio. Odiseo seguiría llevando su disfraz de mendigo mientras Telémaco escondía las armas del palacio para entorpecer a los pretendientes.

Mientras tanto, en palacio, Penélope se hartó de los pretendientes y declaró abiertamente que Apolo mataría al más salvaje de ellos Odiseo, despojándose de su disfraz de mendigo, accedió a su deseo haciéndose pasar por Apolo, y disparó a Antinoo con su arco y flecha, invocando al mismo tiempo el nombre de Apolo para que le diera suerte.

Consiguió matar a Antinoo y se reveló al resto de los pretendientes y se produjo una sangrienta batalla Después, él y Telémaco se deshicieron de los pretendientes y se reunieron con Penélope.

Conclusión

Ahora que hemos hablado de las heroicas e inteligentes hazañas de Odiseo realizadas en nombre de Apolo, de la continua aparición del tiro con arco y de su significado alegórico en los relatos de las principales mitologías griegas, y del papel de Apolo en La Odisea, repasemos los puntos críticos de este artículo:

Ver también: Carmen Saeculare - Horacio - Roma Antigua - Literatura Clásica
  • Apolo es el dios griego de la arquería, patrón de todos los arqueros y soldados, y dios de la luz solar.
  • Desempeñó un papel importante en la Ilíada, a diferencia de su papel secundario en la Odisea, donde sólo se le menciona de pasada.
  • Apolo estaba a favor del héroe Odiseo que, con su ingenio y valentía, consiguió aplacar la ira del dios después de que Agamenón insultara a su sacerdote
  • En la mitología griega, el tiro con arco se menciona en múltiples ocasiones, aunque se creía que era precursor de la astucia y el engaño. Por ejemplo, Paris y Odiseo fueron despreciados por utilizar flechas y un arco para luchar, en contraposición a los que luchaban con armadura pesada y escudo.
  • Homero comparó a Apolo con Odiseo, que no sólo era hábil en el combate, sino también un astuto diplomático y negociador.
  • Odiseo invocó el nombre de Apolo cuando disparó una flecha a Antínoo, uno de los pretendientes de Penélope, y lo mató.

En conclusión, el dios del tiro con arco y de la luz del sol es representado como violento y despiadado en la Ilíada, para encajar con la premisa general de la narración de una guerra sangrienta y poderosa de dioses y mortales. sirve de guía al héroe Odiseo y de voz de la razón a lo largo de su difícil viaje.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.