Los Cicones en La Odisea: el ejemplo homérico del castigo kármico

John Campbell 12-10-2023
John Campbell

Los Cicones en la Odisea marca una de las veces en que la desobediencia de la tripulación casi les cuesta todo. Mientras Odiseo y su tripulación viajaban, necesitaban aprovisionarse y descansar de la vida en el mar.

Como eran guerreros, no vieron nada malo en detenerse en una pequeña isla y saquearla.

Aunque Odiseo insta a sus hombres a seguir adelante con prontitud Su codicia y su insensatez les conducen a la tragedia.

¿Qué son los Cicones en la Odisea?

A medida que la tripulación viaja, atraviesa varias tierras. En algunas, encuentran problemas; en otras, desembarcan en busca de provisiones y encuentran aliados entre dioses e inmortales. En Ciones, encuentran víctimas y su arrogancia les cuesta caro.

La tripulación se ha encontrado con esta gente antes. Durante la guerra de Troya, los Cicones vinieron a ofrecer apoyo y protección a los Troyanos No se les vuelve a mencionar en la Ilíada, pero se les considera enemigos de los griegos, por lo que Odiseo no tiene ningún problema en saquear su aldea. Si alguien atacara su propia casa y se llevara cautiva a la familia de Odiseo como hacen con estos habitantes de la isla, se vengarían. Así las cosas, Odiseo no tiene ningún problema en atacar a los Cicones. Odisea incluye esta historia en particular para enfatizar los peligrosde arrogancia.

Extrañamente, en el relato de la Odisea, la historia de Cicones no fue relatada como sucede Odiseo viaja solo, tras haber escapado de las garras de Calipso, una ninfa que lo retuvo durante siete años, deseando que fuera su esposo. Poseidón ha vuelto a enviar olas y vientos para anegarlo Pero Odiseo, afortunadamente, llegó a las costas del hogar de los feacios, una feroz tribu de guerreros marinos que no se toma muy bien a los forasteros.

Afortunadamente para Odiseo, aunque Poseidón está en su contra, Atenea acude en su ayuda Acude disfrazada a la princesa Nausicaa y la convence para que lleve a sus doncellas a la orilla. Allí encuentra a Odiseo, recién naufragado y suplicando ayuda. Le da ropa y comida y le instruye sobre cómo puede entrar en palacio y pedir clemencia para su madre, la reina, su única esperanza de sobrevivir en esta isla de Odisea.

Recibido amablemente por el rey y la reina, Odiseo acude a un festín donde es agasajado por juglares que cantan canciones de la guerra de Troya. .

Un cuento digno de un rey

Alcinous nota el dolor de Odiseo en las canciones de la guerra y pregunta al viajero por sus aventuras. Agudo e inteligente, Alcinous es un líder fuerte y desconfía de este extraño. Su favor significará que Odiseo tendrá ayuda cuando siga su camino, pero su desdén probablemente le costará la vida al Héroe. Cuando se le presiona para que dé detalles de sus viajes y orígenes, Odiseo cuenta varios relatos de su historia y aventuras, incluida la historia de los Cicones La Odisea suele contener relatos de primera mano de sus aventuras, pero esta historia se cuenta de segunda mano.

Comienza mencionando a su famoso padre, Laertes, y habla de su propio viaje, construyendo en la mente de Alcinoo la imagen de un Héroe y Aventurero. Cuando Odiseo llegó a la isla de los Cicones, la Odisea está en sus inicios La incursión tuvo lugar antes de muchas de las otras aventuras. Los desafortunados habitantes de la costa de la isla son víctimas de Odiseo y su tripulación.

Matan a los hombres y se llevan a las mujeres como esclavas, repartiendo el botín entre la tripulación. Odiseo no ve nada malo en este comportamiento y se lo cuenta al rey como una acción perfectamente normal y aceptable de un capitán al frente de una tripulación. En particular, menciona el reparto del botín como un ejemplo de lo justo que intenta tratar a su tripulación para que "ningún hombre debería tener motivos para quejarse".

"Allí saqueé la ciudad y maté a los hombres; y de la ciudad, tomamos sus mujeres y gran cantidad de tesoros, y los dividimos entre nosotros, para que en lo que a mí respecta, ningún hombre fuera defraudado de una parte igual. Entonces, en verdad, di orden de que huyéramos a pie veloz, pero los otros, en su gran locura, no hicieron caso. Y allí se bebió mucho vino, y mataron muchas ovejas en la orilla, y vacas mansas de andadura temblorosa".

Desgraciadamente para Odiseo, su tripulación está entusiasmada por su fácil victoria y quiere disfrutar de lo que ha ganado con el asalto. Se niegan a seguir navegando como él les ordena y prefieren holgazanear en la playa, descuartizando algunos de los animales y dándose un festín de carne y vino. Lo celebran hasta altas horas de la noche, emborrachándose y llenándose la barriga con el botín de su victoria. Su celebración duró poco,sin embargo. Los Cicones que escaparon de la redada corrieron hacia el interior en busca de ayuda. .

No se podía jugar con los Cicones de la Odisea. Pronto derrotaron a los hombres de Odiseo, recuperaron a los esclavos y mataron a seis tripulantes de cada barco antes de que pudieran escapar.

Odiseo y su tripulación se vieron obligados a zarpar con las manos vacías y sufriendo una sonora derrota. Es sólo el primero de varios incidentes en los que la insensatez o desobediencia de su tripulación le costó a Odiseo la oportunidad de volver a casa sano y salvo. Zeus está en su contra casi desde el principio, y no puede llegar a casa sin la intervención de los otros dioses. Al final, los ciconios de la Odisea son vengados varias veces por las luchas y pérdidas que Odiseo tendrá que afrontar antes de que se le permita regresar a casa sin sus barcos ni su tripulación.

Volver a casa sin fisuras

A pesar de centrarse en las deidades griegas, Homero siguió muchos argumentos cristianos en su narración de la Odisea. La desobediencia (de la tripulación) se enfrenta a la muerte y la destrucción. Podría decirse que los ciconios de la Odisea son paralelos al pecado original de la narración bíblica. La tripulación obtiene una victoria y accede a recursos y riquezas, como Adán y Eva cuando se les concede el Jardín del Edén para vagar libremente.

Cuando se les ordena que busquen la moderación y se marchen mientras aún disponen del botín de su victoria, la tripulación se niega. Quieren quedarse y disfrutar de la comida y el vino y desoyen arrogantemente las advertencias de Odiseo.

Ver también: Calipso en la Odisea: una hechicera bella y cautivadora

Su arrogancia es como la de Eva, que escucha a la Serpiente en el jardín y toma el Fruto prohibido del Conocimiento del Bien y del Mal. Sobreviene el desastre, y Adán y Eva son expulsados del jardín, sin que se les permita volver jamás. El resto de sus vidas, y las vidas de sus descendientes, estarán marcadas por el trabajo duro y los problemas. Han perdido el favor de Dios y pagarán el precio.

Del mismo modo, la tripulación de Odiseo ha ignorado su sabia guía y ha optado por la codicia en lugar de la sabiduría. Pensaban que podían tenerlo todo: la victoria y el botín, y que nadie podría arrebatárselos.

Se equivocaron gravemente y pagaron su arrogancia con una sonora derrota Cada isla a la que llegan, cada nuevo contacto que establecen, conlleva nuevos peligros y nuevos retos, y en varias ocasiones a lo largo de la historia, su falta de obediencia les cuesta la vida.

El sentido de la historia

Odiseo, cuando llega a la casa de Alcinoo, está solo. Está maltrecho y ha sido perseguido de una aventura a otra por un Zeus vengativo. Necesita desesperadamente el favor del rey. Si Alcinoo se vuelve contra él, será ejecutado. Si no consigue la ayuda que necesita, no tiene esperanzas de volver a su Ítaca natal. Toda la Odisea ha desembocado en este punto. Continúa relatando la historia del asalto y pasa a contar otras historias.relatos de sus aventuras.

Al relatar sus aventuras, pérdidas y fracasos, Odiseo está pintando un cuadro en la mente del rey. A lo largo de su discurso, Odiseo tiene cuidado de equilibrar su narración para proyectarse de la mejor manera. Inteligentemente no reprende a su tripulación Al hacerlo, desvía las sospechas de lo que realmente está haciendo: erigirse en Rey.

Presenta a su tripulación como valiente y fuerte, pero comprensiblemente defectuosa y con errores de juicio. Mientras tanto, él mismo desempeña el papel de líder, protector y salvador. Sin exagerar su papel, cuenta las historias de cómo los guió a través de cada una de sus aventuras.

En la isla de los Comedores de Loto, rescató a los miembros de su tripulación en trance. Al contar la historia del cíclope caníbal, teje hábilmente el relato para mostrar su capacidad como líder y hacer hincapié en la superación del reto .

Un maestro de la narración

Odiseo continúa relatando sus aventuras y habla de la bruja Circe. Su desventurada tripulación fue una vez más capturada, pero salvada por su valiente capitán. Al permanecer humilde mientras se presenta como el héroe de la historia, Odiseo crea un personaje simpático: él mismo.

Ver también: Electra - Sófocles - Resumen de la obra - Mitología griega - Literatura clásica

A medida que se cuenta cada historia, Odiseo comienza a alcanzar su objetivo, crear simpatía en Alcinous y ganar tanto simpatía como apoyo. Al mencionar la distancia de Ítaca de los feacios, Odiseo reduce la amenaza que un héroe fuerte podría representar para ellos. Al mismo tiempo, se construye a sí mismo como un héroe que podría resultar ser un valioso aliado. Como la mayoría de las veces, Alcinous disfruta de una buena historia de heroísmo y sesiempre busca alinearse con los Héroes para fortalecer su propio reino.

Odiseo no se limita a contar una historia y dar explicaciones. Está construyendo un caso para ganar el apoyo del rey .

Frutos del trabajo

A pesar de su abuso de los Cicones, por el que fue bien pagado al ser expulsado y perder a su tripulación, Odiseo se las arregla para pintar a sí mismo como un héroe trágico a Acinous Acosado por dioses vengativos y enfrentado a numerosos desafíos, Odiseo lo ha perdido casi todo, pero su objetivo final ha permanecido inquebrantable. Se encuentra en la etapa final de su viaje, y esta gran historia ha culminado con su acercamiento definitivo a su meta.

Con la ayuda de Alcinous, puede llegar a casa .

No sólo le ha ofrecido al rey la oportunidad de participar en una aventura épica, sino que también le ha invitado a unirse a la historia ayudándole en su último viaje a casa. hábilmente le presentó la imagen de un fuerte aliado potencial La combinación resulta irresistible y Acinoo proporciona a Odiseo el pasaje de regreso a Ítaca. Finalmente, el Héroe volverá a casa .

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.