La desobediencia civil en Antígona: cómo se representó

John Campbell 28-07-2023
John Campbell

La desobediencia civil de Antígona puede considerarse uno de los temas centrales de la obra, teniendo en cuenta que el clásico griego gira en torno al desafío de nuestra heroína principal a las leyes civiles. Cómo y por qué Antígona ir en contra del órgano de gobierno ¿Por qué haría algo así a pesar de las consecuencias de la muerte? Para responder a estas preguntas, debemos volver a la obra y observar atentamente el desarrollo de la historia.

Antígona

Después de la guerra que mató a Polinices y Eteocles, Creonte subió al poder y se hizo cargo del trono. ¿Su primer decreto? enterrar a Eteocles y prohibió el entierro de Polineo, Dejando que el cuerpo se pudra en la superficie. Esta medida molesta a la mayoría del pueblo, pues va en contra de la ley divina.

Antígona, la hermana de Polineo, está muy disgustada por esto y decide desahogar su frustración con su hermana, Ismene. Antígona planea enterrar a su hermano a pesar de los deseos de Creonte y pide ayuda a su hermana, pero Antígona decide enterrar a su hermano sola al ver la reticencia de Ismene.

Antígona se aventura en los terrenos y entierra a su hermano; al hacerlo se capturado por dos guardias de palacio El rey de Tebas se enfurece por el desafío de Antígona y la arresta y la entierra en espera de su ejecución. Haemon, el prometido de Antígona, y el hijo de Creonte... rogarle a su padre que deje ir a Antígona, pero Creonte se niega, obligando a su hijo a tomar cartas en el asunto.

Haemon marcha a la prisión de Antígona, con la intención de liberar a su amante, sólo para llegar a su cadáver, colgado del techo. Afligido, Haemon se suicida y se une a Antígona en el más allá.

Tiresias, el profeta ciego, visita a Creonte y le advierte de enojando a los dioses. Advierte al Rey de su mal destino si sigue actuando descaradamente en nombre de la justicia y de una arrogancia extrema. Se estaba poniendo a la altura de los dioses y poniendo sus egoístas intenciones de liderar el pueblo de Tebas.

Las acciones pecaminosas de permitir el entierro de una mujer sana y viva y rechazar la tumba del muerto el hombre incurrirá en su ira y traerá la contaminación a Tebas, tanto en sentido figurado como literal.

Creonte, asustado, corre a la tumba de Antígona para liberarla, pero para su consternación, Antígona y su hijo se han quitado la vida. Consternado, lleva el cuerpo de Haemon al palacio, donde su esposa, Eurídice, se entera de la muerte de su hijo y se quita la vida.

Sin nada más que su trono, Creonte se lamenta de los errores que ha cometido y... vive el resto de su vida en pena Para él, la desobediencia civil de Antígona desencadenó la tragedia de su vida.

Ver también: Phorcys: el dios del mar y el rey de Frigia

Ejemplos de desobediencia civil en Antígona

La obra sofoclea contendió por su controvertido tema de la justicia. El tema de la divinidad frente al civismo anuncia una nueva era, ya que saca a la luz el desacuerdo de ambas creencias opuestas. La desobediencia civil, definida como la negativa a cumplir determinadas leyes, es un elemento básico en el clásico griego.

La rebeldía de Antígona podría calificarse de tal mientras que se opone a los que están en el poder. A través de la oratoria, Antígona atrapa a los espectadores y emplea su fuerte pasión para que empaticen con nuestra heroína. Gracias a ello, obtiene la fuerza necesaria para seguir adelante con sus convicciones.

Ver también: Perse mitología griega: el oceánido más famoso

El desafío de Polineo

La primera desobediencia civil de la obra no se menciona pero se alude a ella como los "Siete contra Tebas". Polineices, apodado traidor por una razón, fue desterrado por su hermano Eteocles, para no volver jamás a Tebas. Pero, desobedece esta orden y en su lugar trae ejércitos que provocan una guerra. La desobediencia de Polineo a las órdenes de su hermano provoca la muerte de ambos, lo que permite a Creonte, su tío, hacerse con el poder.

La diferencia entre la desobediencia civil de Polineices y Antígona es su causa; La rebeldía de Polineices tiene su origen en su avaricia desmedida y arrogancia mientras que la de Antígona radica en el amor y la devoción, pero irónicamente, ambas encuentran su fin por ello.

La desviación de Creonte

Creonte, el legislador de la tierra, tiene también desobedeció las leyes civiles. ¿Cómo? Permítanme explicarlo. Antes del gobierno de Creonte, el pueblo de Tebas tenía una larga historia de tradición profundamente arraigada en su forma de religión. Siguen ciertas costumbres arraigadas en ellos desde hace mucho tiempo, una de las cuales es... el ritual para enterrar a los muertos.

Creen que para pasar tranquilamente a la tierra del Hades, hay que ser enterrados en los suelos de la tierra o sepultados en cuevas. En su intento de castigar a un traidor, Creonte va en contra de estas leyes, sembrando la confusión y la agitación en su pueblo mientras asciende al poder. Una persona no puede simplemente borrar siglos de tradición, y así, se desvió de las leyes no escritas de su tierra, creando discursos y dudas.

Su desafío a la ley divina se considera desobediencia civil en su tierra, pues las leyes de los dioses, han sido el único guía para el pueblo de Tebas La ley no escrita sigue siendo una ley nacional, por lo que su desafío puede considerarse desobediencia civil.

La desobediencia de Antígona

Antígona y la desobediencia civil van de la mano cuando desafía la ley de Creonte para luchar por el derecho de su hermano a un entierro digno. Con valentía se enfrenta a las consecuencias de sus actos, sin miedo a la muerte, cuando es sorprendida enterrando el cuerpo de su hermano fallecido. Con la cabeza bien alta, se encuentra con Creonte, que echa humo ante su insubordinación como está encerrada en una tumba; un castigo que Antígona considera peor que la muerte.

Ser enterrada viva es un sacrilegio para Antígona, pues cree firmemente en la ley divina Ella, que fue enterrada viva, espera ansiosa su muerte y desobedece la orden de Creonte de esperar su ejecución mientras se quita la vida descaradamente.

Antígona cree firmemente que las leyes del estado no deben anular las reglas de dios, y, por tanto, no teme las consecuencias de sus actos. Había pasado por tal dolor que la idea de la muerte tuvo poco o ningún impacto en ella, Pero no se trata sólo de actos de desobediencia civil en Antígona.

El desafío más apremiante y aparente es su desobediencia contra la ley de Creonte, A lo que ella va en contra, declarando la ley divina, negándose a retroceder ante las órdenes del Rey. Al negarse, Antígona entierra a su hermano de todos modos. Otro ejemplo de la obstinada rebeldía de Antígona también se puede ver en uno de los coros.

Antígona desafía su destino

El coro elogia a Antígona por su valor en intentando tomar las riendas de su destino, También se puede suponer que cambió su destino, ya que no tuvo una muerte trágica, sino que murió en sus propias manos, con su moral y su orgullo intactos.

En la muerte, el pueblo de Tebas anuncia a la heroína como un mártir que se opone a un gobernante tiránico El pueblo creía que Antígona había expuesto su vida, combatiendo las injustas normas de su tirano y aplacando la confusión interior a la que todos se enfrentaban: la ley divina frente a la civil.

Conclusión:

Ahora que hemos hablado de desobediencia civil, su significado, y los personajes clave que cometieron tales actos, repasemos los puntos clave de este artículo:

  • La desobediencia civil se define como la negativa a cumplir determinadas leyes.
  • La obra sofoclea, controvertida, se debate por su motivo en la rivalidad de dos sectas principales que gobiernan al pueblo; la religión y el gobierno.
  • Antígona desafía al gobierno enterrando a su hermano a pesar de las leyes mortales, haciendo gala de desobediencia civil.
  • Polineo desobedece la orden de Eteocles e inicia una guerra en Tebas, matando a ambos en el proceso.
  • Creonte desobedece la tradición y las costumbres, sembrando así el discurso y la duda en su pueblo, mostrando la desobediencia contra los dioses y la desobediencia contra la tradición.
  • La tierra de Tebas está profundamente arraigada en las leyes divinas que ordenan el populacho, dando su versión de la moralidad y el camino recto que Creonte disuadió, desobedeciendo la ley no escrita.
  • Antígona cree firmemente que las leyes del Estado no deben prevalecer sobre la ley de Dios, por lo que su desafío contra Creonte se muestra desde el principio.
  • En oposición, Creonte cree que su gobierno es absoluto y que cualquiera que se oponga a él debe ser castigado con la muerte.

El desafío de Antígona es arraigada en la cultura tebana; cree firmemente en la ley divina y no tiene en cuenta las consecuencias de sus actos en nombre de sus creencias.

En conclusión, la desobediencia civil tiene muchas formas, desde la oposición a las leyes no escritas que rigen la tierra hasta la oposición a los mandatos legislativos; no se puede escapar al desafío Desafiar las leyes civiles significaría defender las divinas y viceversa en la obra de Sófocle Antígona.

Esto se muestra en el altercado entre Creonte y Antígona, que están en ambos extremos de leyes opuestas. Ambos inquebrantables en sus creencias para defender la moralidad de sus conflictivas brújulas morales, que, irónicamente, tienen el mismo destino de tragedia.

John Campbell

John Campbell es un consumado escritor y entusiasta de la literatura, conocido por su profundo aprecio y amplio conocimiento de la literatura clásica. Con una pasión por la palabra escrita y una particular fascinación por las obras de la antigua Grecia y Roma, John ha dedicado años al estudio y la exploración de la tragedia clásica, la poesía lírica, la nueva comedia, la sátira y la poesía épica.Graduado con honores en Literatura Inglesa de una prestigiosa universidad, la formación académica de John le proporciona una base sólida para analizar e interpretar críticamente estas creaciones literarias atemporales. Su habilidad para profundizar en los matices de la Poética de Aristóteles, las expresiones líricas de Safo, el agudo ingenio de Aristófanes, las reflexiones satíricas de Juvenal y las narrativas arrebatadoras de Homero y Virgilio es verdaderamente excepcional.El blog de John sirve como una plataforma primordial para compartir sus ideas, observaciones e interpretaciones de estas obras maestras clásicas. A través de su meticuloso análisis de temas, personajes, símbolos y contexto histórico, da vida a las obras de antiguos gigantes literarios, haciéndolas accesibles a lectores de todos los orígenes e intereses.Su cautivador estilo de escritura cautiva tanto la mente como el corazón de sus lectores, atrayéndolos al mundo mágico de la literatura clásica. Con cada publicación de blog, John entreteje hábilmente su comprensión académica con una profundaconexión personal con estos textos, haciéndolos identificables y relevantes para el mundo contemporáneo.Reconocido como una autoridad en su campo, John ha contribuido con artículos y ensayos a varias revistas y publicaciones literarias prestigiosas. Su experiencia en literatura clásica también lo ha convertido en un orador solicitado en varias conferencias académicas y eventos literarios.A través de su elocuente prosa y su ardiente entusiasmo, John Campbell está decidido a revivir y celebrar la belleza atemporal y el profundo significado de la literatura clásica. Si usted es un erudito dedicado o simplemente un lector curioso que busca explorar el mundo de Edipo, los poemas de amor de Safo, las ingeniosas obras de Menandro o los heroicos cuentos de Aquiles, el blog de John promete ser un recurso invaluable que educará, inspirará y encenderá un amor de por vida por los clásicos.